Última hora

Última hora

Luto y muchas incógnitas en Turquía tras el peor atentado en la historia del país

Nuestro corresponsal Bora Bayraktar habló en Estambul con el analista Enver Sezgin sobre quién puede estar detrás del ataque

Leyendo ahora:

Luto y muchas incógnitas en Turquía tras el peor atentado en la historia del país

Tamaño de texto Aa Aa

Por ahora ningún grupo ha asumido la autoría de la doble explosión que el sábado provocó una matanza antes del inicio de una marcha por la paz en Ankara. Y el Gobierno turco tampoco señala claramente a ningún grupo.

Punto de vista

"Es posible que haya sido el llamado Estado Islámico, pero creo que no deberíamos limitarnos a esa única posibilidad. Es un ataque a gran escala y creo que sólo un poder mayor puede organizar y sacar provecho de un atentado como este"

Nuestro corresponsal Bora Bayraktar habló en Estambul con el analista Enver Sezgin sobre quién puede estar detrás del ataque.

Enver Sezgin, analista Taraf Daily:

“ Es posible que haya sido el llamado Estado Islámico, pero creo que no deberíamos limitarnos a esa única posibilidad. Es un ataque a gran escala y creo que sólo un poder mayor- no sólo el EI- puede organizar y sacar provecho de un atentado como este. Puede ser que alguien haya utilizado al EI, como ya ha ocurrido en el pasado. Creo que esto se planeó en otra parte”

El domingo el Primer ministro confirmó al líder de la oposición que el atentado fue obra de dos suicidas varones, lo que dirige las pesquisas hacia las redes yihadistas. Kemal Kilicdaroglu ha criticado con dureza la falta de seguridad durante el acto de Ankara, lo que pudo facilitar el atentado:

Kemal Kilicdaroglu, lider de la oposición en Turquía:

“ Creo que si los ministros del Interior y Justicia respetan a la gente de este país, a las víctimas y sus familiares, entonces deberían dimitir sin más tardanza. Tienen una responsabilidad política por lo que ha ocurrido”

A tres semanas de las elecciones la tensión crece, especialmente en las zonas kurdas. La policía dispersó ayer una manifestación en Diyarbakir. Las bombas de Ankara mataron a 97 personas, aunque el partido pro kurdo HDP eleva la cifra a 128.