Última hora

Última hora

Miles de refugiados atrapados bajo la lluvia en la frontera serbo-croata

Son cerca de tres mil, entre ellos mujeres y niños pequeños, que han pasado la noche esperando en el barro después de que la policía croata pusiera

Leyendo ahora:

Miles de refugiados atrapados bajo la lluvia en la frontera serbo-croata

Tamaño de texto Aa Aa

Son cerca de tres mil, entre ellos mujeres y niños pequeños, que han pasado la noche esperando en el barro después de que la policía croata pusiera una cerca para controlar la afluencia en la ruta de los Balcanes.

La historia: la de siempre, vienen huyendo de Siria, Irán o Afganistán y aspiran a conseguir asilo en Europa occidental.

“Eso de que el autobús no coge gente, creo que es mentira. Todavía no sé por qué Croacia ha cerrado la frontera. En el resto de países todo el mundo ha pasado sin problemas, pero aquí han puesto la valla. Hay familias enteras con niños, que llevamos aquí cuatro días”, explica uno de los afectados.

Los últimos cierres fronterizos y las restricciones de paso puestas en marcha por estos Estados balcánicos y por Hungría han provocado que los refugiados queden varados en tierra de nadie.

“Calculamos que podría haber aquí atrapadas entre 1.500 y 2.500 personas. Como puede ver, se trata de una crisis humanitaria; mujeres con niños y ancianos inmovilizados en la frontera que de momento permanece cerrado desde el lado croata”, asegura Iroda Asqarova, coordinadora de ACNUR.

Los miles de refugiados que han alcanzado el paso fronterizo de Berkasovo, después de una larga travesía, se enfrentan ahora, además, a la llegada del frío invierno.

Según ACNUR, en la actualidad, hay más de 10.000 inmigrantes y refugiados paralizados en Serbia, sin alimentos, ni abrigo debido a los cierres fronterizos.