Última hora

Última hora

Davutoglu sale de la sombra del presidente Erdogan

Contra todo pronóstico, lo ha conseguido. En la localidad de Konya, en la Anatolia religiosa y conservadora donde nació el 26 de febrero de 1959

Leyendo ahora:

Davutoglu sale de la sombra del presidente Erdogan

Tamaño de texto Aa Aa

Contra todo pronóstico, lo ha conseguido. En la localidad de Konya, en la Anatolia religiosa y conservadora donde nació el 26 de febrero de 1959, Ahmet Davutoglu se ha dirigido a sus seguidores con su estilo educado y sonriente:

“Ahora es el momento de ser humildes, la victoria es de nuestro país. (…) En los próximos cuatro años esperamos cumplir y estar aquí de nuevo en 2019. Que Dios nos proteja de toda ofensa,que Dios os proteja de todo mal.”

Al no poder formar una coalición con la oposición, Davutoglu, cuyos detractores califican de “marioneta de Erdogan”, se vio presionado a convocar una especie de segunda vuelta cuya misión consistía en reconquistar la mayoría absoluta.

Menos presente en esta campaña, la sombra de Erdogan dejó más protagonismo a su primer ministro, que esta vez ha evitado hablar de la reforma presidencialista. El temor a una presidencia ejecutiva se considera una de las razones del retroceso del AKP en las elecciones del pasado 7 de junio.

Tras cinco años como ministro de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu fue propulsado en 2014 a la cabeza del AKP, Partido de la Justicia y del Desarrollo, por el presidente Recep Tayyip Erdogan, con quien comparte una visión de Turquía como una potencia islámica regional.

Al recuperar la mayoría absoluta, el Primer ministro consolida su posición de líder político y afianza el poder del presidente Erdogan. Aunque podría tratarse de un regalo envenenado, según el profesor Cengiy Aktar, analista experto en las relaciones entre Europa y Turquía.

“Veremos si el Sr. Erdogan abandona sus sueños de un nuevo régimen presidencialista, sin controles ni contrapesos. A ver cómo van a abordar la cuestión kurda y cómo afrontan los problemas económicos, porque Turquía está al límite.”

Tras la victoria, otros problemas aguardan también al Primer ministro, especialmente la política hacia Siria y la infiltración de yihadistas del grupo Estado Islámico en la sociedad turca.