Última hora

Última hora

Moscú y los medios rusos dicen que el explosivo informe de la comisión antidopaje tiene motivaciones políticas

En Rusia, autoridades y medios de comunicación consideran que el explosivo informe de la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje

Leyendo ahora:

Moscú y los medios rusos dicen que el explosivo informe de la comisión antidopaje tiene motivaciones políticas

Tamaño de texto Aa Aa

En Rusia, autoridades y medios de comunicación consideran que el explosivo informe de la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) tiene motivaciones políticas.

El documento habla de un sistema de dopaje promovido por el propio Gobierno ruso, a imagen y semejanza de la desaparecida RDA. Las acusaciones salpican desde al ministerio de Deportes hasta al Servicio Federal de Seguridad, antiguo KGB.

“Si en las conclusiones de la comisión encontramos motivos para actuar, desde el Estado y desde los servicios antidopaje actuaríamos. No podemos permitirnos el lujo de arrojar dudas sobre otros atletas, que están entrenando duro y honestamente, y ganando medallas honestamente. Es inaceptable. Y aquí vemos que se está intentando sembrar dudas sobre todo el deporte ruso”, ha declarado el ministro ruso de Deportes, Vitaly Mutko.

Tras el informe de la comisión antidopaje, el corredor australiano Jared Tallent, plata en los 50 kilómetros marcha en los Juegos de Londres, reclama la medalla de oro concedida al ruso Sergei Kirdyapkin, posteriormente encontrado culpable de dopaje.

“Las acusaciones son absolutamente impactantes. Descubrir que el hombre que me ganó en Londres, Sergei Kirdyapkin, probablemente debería haber sido sancionado ya en 2011, pero la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) detuvo su suspensión hasta después de los Juegos Olímpicos de Londres. Lo dejaron correr a pesar de que sabían que se dopaba y me arrebató la medalla de oro”, ha señalado el atleta Jared Tallent.

Entre sus recomendaciones, la comisión antidopaje pide la exclusión de los atletas rusos de los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en 2016. El Kremlin exige a la AMA pruebas de sus acusaciones.