Última hora

Última hora

Francia extiende el estado de emergencia a tres meses para combatir el terrorismo

Un despliegue de seguridad sin precedentes se extiende por todo el territorio francés. Y esto es solo el principio. En Francia, el estado de

Leyendo ahora:

Francia extiende el estado de emergencia a tres meses para combatir el terrorismo

Tamaño de texto Aa Aa

Un despliegue de seguridad sin precedentes se extiende por todo el territorio francés. Y esto es solo el principio.

En Francia, el estado de emergencia decretado el viernes va a ser ahora, tras el voto del parlamento, ampliado a tres meses, hasta mediados de febrero.

El presidente francés, François Hollande anunciaba así la ampliación de las nuevas disposiciones de seguridad.

“He decidido presentar al Consejo de Ministros desde este miércoles un proyecto de ley para prolongar el estado de emergencia durante tres meses. Y adaptar su contenido según la evolución de las tecnologías y de las amenazas.”

El Gobierno francés prevé una reforma constitucional. El texto aprobado contempla un paquete de medidas que constituyen una modernización de la ley de estado de emergencia que data de abril de 1955, en plena Guerra de Argelia.

Desde aquella época, el estado de emergencia fue decretado cuatro veces, la última fue el 8 de noviembre de 2005 durante los disturbios de las periferias urbanas, que se caracterizaron por el incendio de coches y por violentos enfrentamientos entre cientos de jóvenes y la policía francesa. En aquel momento el estado de emergencia se mantuvo en 25 departamentos durante un mes y medio.

Este jueves, el primer ministro Manuel Valls ha advertido que Francia está expuesta a atentados con armas químicas o bacteriológicas.
Y ha manifestado que la amenaza justifica que “otras libertades queden temporalmente limitadas”.

Durante el debate parlamentario, el Gobierno francés aprobó una enmienda que permitirá colocar brazaletes electrónicos a los sospechosos que hayan sido condenados por terrorismo con anterioridad. Y pretende crear una estructura para controlar estrictamente el regreso a Francia de los jóvenes radicalizados que han partido para hacer la yihad.

La reforma de la Ley de 1955 prevé registros domiciliarios y detenciones sin orden judicial.

A partir de hoy, los policías podrán portar armas fuera de servicio en todo el territorio francés.

El sistema de arresto domiciliario podrá ampliarse a cualquier sospechoso de constituir una amenaza para el orden público.

Los fiscales serán informados de redadas y registros. Y podrán hacer copias de los sistemas informáticos, algo que no se contemplaba en 1955.

La reforma prevé proteger a parlamentarios, magistrados y periodistas cuyos locales no podrán ser registrados sin permiso judicial.

El estado de emergencia contempla que los prefectos puedan instaurar el toque de queda, cancelar espectáculos y disolver reuniones por razones de seguridad.

Por otra parte, la prefectura ha ampliado hasta el domingo la prohibición de organizar manifestaciones.

Por último, la reforma de la ley sobre el estado de emergencia planea eliminar las disposiciones que permiten, en teoría, tomar el control de la prensa.