Última hora

Última hora

Rohaní, Putín, Morales y Maduro discuten en Teherán sobre una política común de exportación del gas

Los mayores productores de gas del mundo se reúnen en Teherán para tratar de poner sus políticas de acuerdo y encontrar un equilibrio de precios, en

Leyendo ahora:

Rohaní, Putín, Morales y Maduro discuten en Teherán sobre una política común de exportación del gas

Tamaño de texto Aa Aa

Los mayores productores de gas del mundo se reúnen en Teherán para tratar de poner sus políticas de acuerdo y encontrar un equilibrio de precios, en plena caída en el mercado. La tercera Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), lo más parecido a una OPEP de esta energía pero sin cuotas de producción, es la oportunidad para que el presidente ruso Vladímir Putin discuta con su homólogo iraní Hasán Rohaní sobre la próxima llegada al mercado de este último país tras el fin de las sanciones occidentales. En total, se hallan en Teherán nueve jefes de Estado y de Gobierno. Entre ello, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Nicolás Maduro.

Los doce países miembros de este foro gasísitico, entre los que también se hallan Catar, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Libia, Argelia, Guinea Ecuatorial, Nigeria y Trinidad y Tobago (participan en la cumbre como observadores Noruega, Holanda, Irak, Omán, Turkmenistán, Azerbaiyán y Perú), disponen actualmente de más del sesenta por ciento de las reservas de producción del mundo. El mayor productor es Estados Unidos, pero el mayor exportador es Rusia. Seguido de la Unión Europea.

Según el último informe de la compañía BP, de aquí a 2035 la demanda mundial de gas aumentará un 1,9 por ciento cada año. Más que el 1,8 de petróleo. Un argumento más para los países de esta cumbre para poner de relieve que el gas tiene más futuro porque es menos contaminante. A Morales y Maduro les gustaría, además, que este foro se convirtiera realmente en una OPEP del gas para pactar precios y cuotas. Putin, como iniciador del encuentro, también quiere negociar la vuelta a la exportación de Irán que podría multiplicar por diez su actual contribución de soo 173.000 millones de metros cúbicos anuales.