Última hora

Última hora

Nuevos restos para Japón que vuelve a estar en recesión

Bienvenidos a Business Middle East. Esta semana, vamos a hablar sobre el desplome de la economía japonesa. Tras un breve período de crecimiento, la

Leyendo ahora:

Nuevos restos para Japón que vuelve a estar en recesión

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a Business Middle East. Esta semana, vamos a hablar sobre el desplome de la economía japonesa. Tras un breve período de crecimiento, la tercera economía más grande del mundo ha anunciado que vuelve a estar en recesión.

Parece que las políticas del primer ministro japonés Shinzo Abe para revivir la economía, conocidas como “Abenomics”, no han dado frutos. Si tenemos en cuenta que es la segunda vez que se desliza hasta la recesión desde que llegó al poder en 2012.

Hoy, aparecen muchos preguntas sobre la efectividad del programa de expansión cuantitativa de Japón y sobre el impacto de la evolución del yen durante la semana pasada, así como el cambio de su moneda en la región árabe.

Vamos a echar un vistazo a los detalles, y luego regresaremos a la discusión.

Descenso de la economía japonesa

La economía japonesa se ha reducido un 0,2% entre julio y septiembre, según mostró con datos el gobierno el pasado lunes.

Varios informes sugieren algunas razones para este descenso: la reducción del gasto de las empresas japonesas llevando a una falta de crecimiento y de promoción de inversiones, así como la baja demanda en China.

A pesar de ello, según los expertos, la principal razón es el aumento del IVA que impuso el gobierno el año pasado. Y el plan para volver a incrementarlo de nuevo este año.

El pasado jueves, el Banco de Japón ( BOJ) confirmó que no habrá cambio en la política de estímulos.

Para el gobernador del banco, Haruhiko Kuroda, el compromiso es ahora, cuanto antes, intentar alcanzar un grado de inflación del 2%. Esa es una señal de que el BOJ no dudará en relajar la política monetaria si las condiciones económicas lo requieren.

Efectos en la bolsa

La semana pasada, la bolsa japonesa cerró ligeramente al alza. El índice Nikkei rozó el 1.4%, ampliando las ganancias por quinta semana consecutiva.

Aún así, después de la reunión del Banco de Japón, el yen aumentó respecto al cambio internacional, y creció un 0.9 por ciento en relación al dólar: un 1.19% respecto al euro; y un 1.24% respecto a la libra esterlina.

El yen también progresó en relación a las monedas de la región de Oriente Próximo y el Magreb (el pasado jueves y el viernes), incluido el aumento del 0.80% respecto al riyal saudí, y el 0.89% contra el dirham emiratí.

Para realizar un análisis más profundo sobre la economía japonesa y el impacto del yen, Daleen hassan entrevista a Nour Eldeen Al-Hammoury, jefe de estrategia de mercados de Seguridad ADS en Abu Dhabi.

euronews: A pesar de la continuidad del programa de expansión cuantitativa, Japón ha vuelto a caer en recesión. ¿Por qué?

Nour Eldeen Al-Hammoury: “Eso es lo que siempre hemos advertido en relación a la continuación del programa de expasión cuantitativa durante demasiado tiempo y su posible efecto negativo. El programa en Japón no es nuevo, lleva ahí 15 años. Y a pesar de eso, no ha logrado triunfar apoyando a la economía como estaba planteado. Esto se debe a muchas razones, la primera es la naturaleza del consumidor japonés y la segunda son las reformas económicas. El Gobierno está intentando cambiar la estrategia hacia una economía del consumo, y esto es muy complicado en Japón”.

euronews :¿Cuáles son los desafíos a los que se está enfrentando el primer ministro Shinzo Abe al aplicar sus “Abenomics”?

N. E. Al-Hammoury: “Regresar a la recesión por segunda vez en el mandato de un primer ministro ya se considera un fracaso, al margen de que las promesas gubernamentales ni siquiera se han cumplido. La economía lleva sufriendo más de cinco años, ¿vamos ahora a observar un cambio en el gobierno? No lo creo, pero tampoco habrá un aumento del IVA como ya se ha decidido para el año que viene. Además, es muy probable que ahora empecemos a escuchar la posibilidad de que el Gobierno se plantee dimitir. Porque la recesión se está registrando por segunda vez en un mismo mandato; y es la cuarta recesión consecutiva de los pasados cinco años”.

Lo ocurrido la semana pasada en la economía japonesa

euronews: El Banco Central Japonés ha decidido mantener su política de estímulo, a pesar de las elevadas expectaciones de la semana pasada de que aumentará su programa de expansión cuantitativa. ¿Por qué cree que es así?

N. E. AL-Hammoury: “Sí, existe una probabilidad muy alta de que el Banco Central de Japón prefiera esperar a la decisión de la Reserva Federeal en diciembre, antes de realizar ninguna nueva resolución. Junto a esto, el yen sigue estando entre las preocupaciones del banco, al menos respecto al dólar. Ahora veremos qué se moverá en el FED en diciembre. No esperamos ningún cambio del banco central japonés. Pero, ¿qué ocurrirá si la FED pospone elevar el tipo de interés? En ese caso, el banco central de Japón interfirirá dos días después del FED para mantener la debilidad del yen”.

euronews: Usted siempre ha creído que el yen era la moneda más segura para los inversores de la región Oriente Próximo y Magreb. Con los acontecimientos de la semana pasda, ¿mantiene usted esa opinión? ¿Puede explicarnos con más detalle cómo se ha comercializado el yen en Oriente Próximo?

N. E. AL-Hammoury: “Como dijimos la semana pasada, sí, seguimos viendo que el yen es la moneda de cambio más segura, mientras el dólar sigue aumentando intereses. A pesar de los recientes movimientos, seguimos observando una demanda al alza respecto al yen. Incluso teniendo en cuenta los últimos datos, seguimos recibiendo elevadas demandas del yen desde nuestras plataformas en Oriente Próximo y Asia, y Europa también. Lo que explica porque el yen sigue considerándose una moneda segura hasta ahora. También hay algo muy importante, desde el Lunes Negro, el yen japonés es la segunda moneda más estable tras el yuan chino. Lo que ha llamado la atención de los inversores en Oriente Próximo; quienes, claramente, mantienen en la actualidad la demanda para cada una de las dos monedas”.