Última hora

Última hora

Elecciones Generales en España #20D: lo que necesitas saber

¿Cuándo tendrán lugar, cómo funcionan? El 20 de diciembre de 2015 36,5 millones de españoles están convocados a votar para renovar el Congreso de los

Leyendo ahora:

Elecciones Generales en España #20D: lo que necesitas saber

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cuándo tendrán lugar, cómo funcionan?

El 20 de diciembre de 2015 36,5 millones de españoles están convocados a votar para renovar el Congreso de los Diputados (350 escaños) y el Senado (208 escaños). Las dos cámaras eligen al jefe del Ejecutivo, el presidente del Gobierno.

La campaña comenzó el pasado 4 de diciembre y dura 15 días, durante los cuales los políticos pueden pedir el voto para sus partidos. El sábado 19 habrá una jornada de reflexión previa a la cita con las urnas del día siguiente.

Todo apunta a que ningún partido obtendrá mayoría absoluta con la que formar gobierno que en el Congreso está fijada en 176 parlamentarios.

Los quince días de campaña cobran una gran importancia debido a que un 41,6 por ciento de los que aseguran que irán a votar el próximo día 20 todavía no han decidido su opción.

El sistema electoral español se basa en listas cerrada, los escaños se reparten a través del sistema d’Hondt en función de 52 circunscripciones electorales.

Más sobre el sistema electoral de España

¿Quiénes son los principales candidatos?

Partido Popular


  • Candidato a la presidencia del Gobierno: Mariano Rajoy

El programa del gobernante Partido Popular (PP) resalta los logros de la legislatura que termina, y ofrece propuestas cuantificadas para la próxima, como la constitución de un fondo de capitalización para los trabajadores que incluya la indemnización por despido.
Los conservadores prometen además conseguir que en España haya veinte millones de trabajadores (18,4 actualmente), y cada vez más con contratos indefinidos, para lo que ofrecen elevar las bonificaciones que reciben los empresarios por hacer este tipo de contrataciones. En cuanto a los impuestos, los impuestos, en especial el que grava las rentas del trabajo, llamado en España IRPF, el PP se ha comprometido a bajar el tipo mínimo de este impuesto del 19 % al 17 %, y el máximo del 45 % al 43 %, favorecer fiscalmente el ahorro y evitar ciertas formas de eludir impuestos que tienen los grandes patrimonios.

PSOE


  • Candidato a la presidencia del Gobierno: Pedro Sánchez

Los socialistas del PSOE, ahora en la oposición, prometen derogar la reforma laboral del PP, que según ellos ha precarizado el empleo; dejar en manos de los agentes sociales el coste del despido; suprimir la práctica totalidad de las bonificaciones a la contratación y reducir la temporalidad laboral.
En cuanto a los impuestos, el PSOE se compromete a no subírselos a la clase media y crear una nueva tasa social solidaria que grave las rentas y el patrimonio y que sirva de manera específica para pagar las pensiones.

Ciudadanos


  • Candidato a la presidencia del Gobierno: Albert Rivera

Por su parte, Ciudadanos (centro liberal) tiene como una de sus propuestas más llamativas el establecimiento de un contrato único indefinido con indemnización creciente en caso de despido, así como un complemento salarial para quienes no alcancen una cuantía mínima anual. Rivera aboga por abrir una nueva etapa de reformas para una segunda Transición.
Ciudadanos sugiere un IRPF progresivo que baje a todos los contribuyentes al menos un 3 %, hasta quedar entre un 18,40 % y un 43,50 %, y un impuesto de Sociedades (para empresas) con un tipo único del 20 %.

Podemos


  • Candidato a la presidencia del Gobierno: Pablo Iglesias

En el caso de Podemos (izquierda) prometen incrementar el salario mínimo interprofesional (ahora en 648,6 euros), dar preeminencia a los convenios laborales por sectores productivos sobre los de empresa y recuperar la figura del despido nulo por fraude de ley.

También piden incluir la obligación de la autorización gubernamental para los Expedientes de Regulación de Empleo, que permiten a las empresas reducir sus plantillas o reducir las horas de trabajo de sus empleados si justifican pérdidas. Iglesias prometió una agresiva subida de impuestos a “los ricos” para recaudar 92.000 millones de euros más, lo que incluiría una subida del IRPF a partir de los 50.000 euros al año.

El umbral se ha elevado a los 60.000, con una progresividad que alcanzaría un tipo marginal del 55% para las rentas superiores a los 300.000. Además Podemos promete crear un IVA del 25% para “productos de lujo”, aunque sus dirigentes no han detallado a qué artículos se refieren.

Los grandes temas de estas elecciones

Bajar desempleo y mantener bienestar, claves económicas

Bajar el desempleo (21,18 % de la población activa, según datos oficiales de octubre) y mantener el estado de bienestar son los principales ejes económicos de los partidos, después de cuatro años de recortes en políticas sociales por la crisis económica.
Para mantener las prestaciones del estado de bienestar, sobre todo en educación, sanidad y ayuda a las personas dependientes, todos plantean aumentar la recaudación fiscal pero sin recurrir a una subida de impuestos.
Pero difieren en las recetas para solucionar los dos males endémicos de la economía española: el desempleo y la escasa recaudación fiscal, relacionada en buena parte con el fraude y la economía sumergida (casi el 25 % del PIB, lo cual se traduce en más de 253.000 millones de euros que escapan al control fiscal).

La dura lucha… por ser segundo

Por primera vez tras la recuperación de la democracia, en 1977, las elecciones pueden acabar con el bipartidismo tradicional y abrir el campo a otras formaciones. Y es que en un escenario inédito en la democracia española, ningún partido llegaría al 30 % de los votos, según las encuestas.

Tras el 20-D serán necesarios pactos para tener una mayoría con la que formar gobierno que en el Congreso está fijada en 176 parlamentarios.

Último sondeo oficial

Composición del Congreso de los Diputados (saliente)

De confirmarse un PP ganador, el segundo puesto es decisivo para participar en eventuales pactos de gobierno y en esa pugna están los tres partidos que siguen a los Populares en los sondeos.

Dado que en España no parece previsible una “gran coalición” a la alemana entre PP y PSOE, la única opción de Rajoy para seguir en el Gobierno sería un pacto con Ciudadanos, aunque el líder de este partido, Albert Rivera, no parece favorable a que el actual jefe del Ejecutivo repita en el cargo.

Los socialistas (PSOE), que han gobernado 21 años desde 1977, ven ahora en riesgo su posición porque cuentan con la desventaja de estar en medio de los dos partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, que intentan robar votos por su derecha y su izquierda.

Un acuerdo entre PSOE, Ciudadanos y Podemos, resultaría muy complicado en particular porque estas dos fuerzas, están distanciadas en ideología y en temas económicos y sociales, aunque próximas en materia de regeneración democrática.

Secesionismo en Cataluña

La aspiración de los partidos independentistas de Cataluña en favor de la secesión ha agitado el debate político español en el último año y alimentado todo tipo de opiniones sobre cómo encajar esa región de 7,5 millones de habitantes que tiene cerca del veinte por ciento del PIB español.

Los independentistas catalanes aprobaron el 9 de noviembre en el Parlamento regional, donde tienen mayoría, planes para la secesión de ese territorio en un proceso de “desconexión” de 18 meses. El Tribunal Constitucional ha suspendido cautelarmente el proceso que, a su vez, ha perdido pulso por las dificultades de las formaciones soberanistas de ponerse de acuerdo en la elección del President de la Generalitat (jefe del gobierno regional).

Reforma Constitucional

Los partidos españoles manejan la hipótesis de que en la próxima legislatura se lleve a cabo una reforma de la Constitución de 1978, pero no coinciden en su alcance ni en el contenido de los cambios que podrían introducirse.

La Constitución de 1978 permitió que España caminase por la senda de la democracia después de casi cuatro décadas de dictadura de Francisco Franco y definió un marco de convivencia que muchos consideran de los más fructíferos en la historia de España.

Transcurridos 37 años la Constitución da señales de agotamiento en algunos aspectos y por eso uno de los temas de la campaña para las elecciones del 20 de diciembre es cómo abordar su renovación y en qué ámbitos.

El presidente del Gobierno y líder en las encuestas, Mariano Rajoy, (PP, centroderecha) no considera una “prioridad” la reforma constitucional: “Yo no me cierro (a la reforma), si alguien tiene algún planteamiento estoy dispuesto a considerarlo”, ha dicho Rajoy, quien subraya en cualquier caso que es necesario el consenso.

Los socialistas (PSOE), que son el primer partido de la oposición, son partidarios de una reforma constitucional para blindar servicios como la sanidad y educación públicas y las pensiones y, según dijo su candidato, Pedro Sánchez, para modificar la ley electoral y para pasar del Estado autonómico (con ámplias competencias transferidas a las Comunidades Autónomas) al federal, reconociendo la singularidad de Cataluña en España.

El partido emergente Podemos (izquierda) quiere aprobar un referéndum para que los catalanes decidan su futuro, según el líder de este partido, Pablo Iglesias. El exeurodiputado da por culminada la labor de la Constitución de 1978 y desea una reforma de calado que garantice derechos sociales, un sistema electoral proporcional y la lucha contra la corrupción.

El candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, rechaza cualquier hipótesis de referéndum en Cataluña y a su juicio la reforma constitucional debería ser para que el Estado recupere algunas competencias que ahora gestionan las regiones (Comunidades Autónomas), modificar la ley electoral y suprimir el Senado, Cámara que desde hace años es denostada por muchos ciudadanos, que no perciben su utilidad.

euronews, Efe