Última hora

Última hora

Los cañones de nieve artificial salvan las estaciones de esquí centroeuropeas por Navidad

La nieve artificial, fabricada a partir de cañones, salva la semana de Navidad en las estaciones de esquí centroeuropeas. A causa de unas

Leyendo ahora:

Los cañones de nieve artificial salvan las estaciones de esquí centroeuropeas por Navidad

Tamaño de texto Aa Aa

La nieve artificial, fabricada a partir de cañones, salva la semana de Navidad en las estaciones de esquí centroeuropeas. A causa de unas temperaturas más altas de lo habitual para esta época del año, las estaciones de mayor altitud y con más medios pueden acoger a los visistantes durante las fiestas navideñas, pese a la falta de precipitaciones naturales.

Es el caso de la alemana Spitzingsee, en Baviera y cerca de Austria, donde solo está abierto una pista sobre diez.

“Económicamente, claro está hay una pequeña pérdida”, reconoce el director de la estación, Peter Lorenz. “Porque durante estas vacaciones es cuando tenemos más lleno. Todavía nos quedan las vacaciones de Carnaval, en febrero, en que también viene mucha gente. No es tan malo. Esperaremos al final del invierno para hacer un balance”.

De todas formas, la falta de nieve natural ha hecho cancelar un quince por ciento de las reservas en estos centros invernales respecto al año pasado, según los responsables del sector. Ocurre en la gran estación suiza de Crans Montana y también en los Alpes franceses.

Un aficionado en la estación de Châtel, en Savoya, explica que puede esquiar aunque no todas las pistas estén abiertas.

En cambio, los complejos de media montaña y menor altura siguen cerrados porque no hace suficiente frío para poder fabricar nieve artificial. En España, solo están abiertos de momento un veinticinco por ciento de las pistas y estas se concentran casi todas en el Pirineo excepto Sierra Nevada.