Última hora

Última hora

Corea del Norte: La bomba H, miles de veces más destructiva que la atómica

El éxito anunciado por Corea del Norte en una prueba con una bomba de hidrógeno o bomba termonuclear supondría un punto de inflexión en la carrera

Leyendo ahora:

Corea del Norte: La bomba H, miles de veces más destructiva que la atómica

Tamaño de texto Aa Aa

El éxito anunciado por Corea del Norte en una prueba con una bomba de hidrógeno o bomba termonuclear supondría un punto de inflexión en la carrera armamentística de la región y también a nivel mundial. La propia presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, ya ha asegurado que de ser real, podría “provocar un cambio en la política de seguridad del noreste de Asia”.

Semejante afirmación parte de las diferencias entre la bomba de hidrógeno y la bomba nuclear, como las lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, las únicas utilizadas en una guerra, que dejaron según distintas fuentes entre 65.000 y 300.000 fallecidos, cifras imposibles de confirmar debido a la potencia destructiva de los artefactos. El tipo de bomba que Pyongyang asegura haber detonado tiene el potencial para ser miles de veces más destructiva.

Como ejemplo, las bombas que pusieron fin a la II Guerra Mundial tenían una potencia de 15 kilotones en el caso de Hiroshima y 20 en el de Nagasaki. Estados Unidos fue el primer país en poner a prueba la bomba de hidrógeno, con dos ensayos con los nombres Ivy Mike y Castle Bravo en los años 50, con una potencia de 10 y 15 megatones respectivamente.

No obstante, la bomba H más grande jamas detonada alcanzó los 50 megatones. Fue concretamente la conocida como “Bomba del Zar”, probada por la Unión Soviética en octubre de 1961. Es decir, era unas 3.000 veces más poderosa que la de Hiroshima. La primera de Hidrógeno

Sin embargo, según los servicios de inteligencia surcoreanos, la explosión en esta supuesta prueba en territorio norcoreano, que provocó un terremoto de 5,1 grados en la escala de Richter, habría sido de apenas 6 kilotones. Se trataría de una versión pequeña.

Diferencias técnicas entre una bomba atómica y la bomba H

Ambos artefactos explosivos tienen un punto común: su poder destructivo viene de una reacción nuclear. Sin embargo, el proceso es distinto. La bomba atómica se basa en la fisión convencional. Divide un átomo más grande en dos más pequeños para genera su energía.

Por otro lado, la bomba H o bomba termonúclear se sirve de la fusión de dos o más átomos para convertirlo en uno más grande. Para llevar a cabo semejante operación se necesita mucha energía, que viene de una detonación inicial de un arma de fisión. En otras palabras, las bombas de hidrógeno llevan en su interior una bomba atómica que sirve de detonador.

En teoría, el proceso de fusión se puede realizar de forma infinita, por lo que no habría limites en cuanto al nivel destructivo con el que se podría dotar a una bomba H. Las única barrera sería la tecnología disponible para la construcción del artefacto.

Un artefacto que cabe en un misil

La tecnología de la bomba termonuclear es mucho más sofisticada que la de su hermana nuclear, por lo que desarrollarla es lógicamente más difícil. Sin embargo, si se logra dominarla, los artefactos se pueden hacer lo suficientemente pequeños como para incorporarlos a un misil intercontinental.

Con este tipo de proyectiles, Corea del Norte no solo podría alcanzar a otros países en la región, sino que además podría atacar a Estados Unidos. Por su parte, el país norteamericano forma parte del selecto grupo de estados que ya cuentan con este tipo de arma de manera oficial junto con Rusia, Francia, el Reino Unido y China. Otros países podrían no obstante contar con ella o estar desarrollándola aunque sin haberlo hecho público.

Foto del artículo: Prueba de la bomba Ivy Mike. Créditos: CTBTO, licencia Creative Commons