Última hora

Última hora

David Bowie, un héroe en Berlín

Leyendo ahora:

David Bowie, un héroe en Berlín

Tamaño de texto Aa Aa

A lo largo de sus casi 50 años de carrera, el cambio fue siempre muy importante para David Bowie. Cambio de imagen y de estilo musical pero también

A lo largo de sus casi 50 años de carrera, el cambio fue siempre muy importante para David Bowie. Cambio de imagen y de estilo musical pero también de país y ciudad. El artista vivió en el Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Y fueron justamente los años que pasó en Berlín los que hoy están considerados como una de sus etapas más creativas.

Tras conocer la noticia de su muerte el pasado fin de semana, decenas de admiradores acudieron a la puerta del edificio en el que vivió Bowie a finales de los 70 en la capital alemana. Bowie llegó a Berlín con el objetivo de dar un nuevo sentido a su carrera y también a su vida. Allí empezó a colaborar con Brian Eno y vivió con Iggy Pop.

Entre 1977 y 1979 publicó la Trilogía de Berlín de la que formaba parte el disco “Heroes”. El tema principal del álbum habla de una pareja que se besa cerca del muro pero también de su superación personal y del espíritu del tiempo de la Guerra Fría. Una guerra cuyo símbolo principal era la ciudad de Berlín dividida.

El nuevo sonido de Bowie inspiró al músico y productor británico Mark Reeder quien decidió dejar Manchester para irse a vivir a Berlín Oeste. En un documental relata cómo fueron aquellos años. Reeder llegó a la ciudad dos meses después de que Bowie la abandonase.

“Bowie presentó su tema ‘Heroes’ en el programa televisivo de Marc Bolan. Yo estaba en casa y cuando lo ví no podría creermelo. ¿Qué había de nuevo en esa canción de David Bowie? Era un sonido totalmente diferente, no había nada igual. Creo que esos años durante los que Bowie vivió en Berlín y publicó esos tres discos inspiraron a muchos artistas. Todo el mundo quería venir a Berlín y vivir su periodo berlinés”, explica Reeder.

“Llegó a Berlín y vió que todo era diferente. La ciudad estaba llena de artistas, de gente rara a la que no le interesaba la sociedad, digamos, ‘normal’. Creo que se lo pasó muy bien, disfrutó mucho y eso era muy importante para él porque podía ser él mismo, se encontró a sí mismo. La estancia de Bowie en Berlín fue como un autodescubrimiento”, afirma el músico británico.

Bowie volvió a Berlín en 1987 para ofrecer un concierto al que asistieron 70 000 personas en el lado Oeste. Al otro lado del muro, desde donde se podía escuchar a Bowie, cientos de personas empezaron a gritar “el muro debe caer”. Y así ocurrió apenas dos años después.

Hasta el final de su vida Bowie grabó 25 álbumes de estudio. Las ventas de sus discos se han disparado en los últimos días.

“Hay algunas rarezas cuyo valor aumentará, como la versión alemana de ‘Heroes’, explica Nigel House, fundador de Rough Trade. Siempre ha sido un sencillo de coleccionista. Como digo, habrá grabaciones que aumentarán de valor, además, está su último disco. En Estados Unidos se va a publicar una versión en vinilo y eso tendrá mucho valor para los coleccionistas. También hay un vinilo de color que se hizo con ocasión de la exposición organizada por el Victoria & Albert Museum. Todo esto costará mucho más dinero. Pero, en general, el resto de discos, seguirán costando lo mismo”.

Dos días antes de morir, Bowie publicaba su último disco, “Blackstar”, y su último video, el del tema “Lazarus”. Para su productor y amigo personal, Tony Visconti, este álbum fue “su regalo de despedida”.