Última hora

Última hora

La cetrería, deporte ancestral y puente con el pasado en los países del desierto

La cetrería es un deporte ancestral en los países del desierto. Emiratos Árabes Unidos no es una excepción. Aquí, las mejores aves de presa pueden

Leyendo ahora:

La cetrería, deporte ancestral y puente con el pasado en los países del desierto

Tamaño de texto Aa Aa

La cetrería es un deporte ancestral en los países del desierto. Emiratos Árabes Unidos no es una excepción. Aquí, las mejores aves de presa pueden llegar a costar 200.000 euros.

Los jeques árabes utilizan desde siempre los halcones como símbolo de su poder y fuerza. Pero sobre todo, solían ​​ser una herramienta de caza para capturar la escasa carne del desierto.

Aunque ya nadie en la región tiene que cazar su propia comida, los halcones siguen siendo una fuente de orgullo entre los jeques y la cetrería un puente con su pasado.

Este mes se celebró en Emiratos Árabes Unidos la última edición de un concurso de la cetrería.

El pasado 2 de enero arrancó el Campeonato de Cetrería- Tilawah’. Los participantes compiten en diversas categorías que se establecen en función de criterios como la condición social.

En las carreras de halcones, uno de los momentos más esperados, se cronometra a las aves carroñeras en una distancia de 400 metros. Las mejores en esa distancia rondan la marca de 20 segundos. Para atraerlas se utilizan cebos como alas de paloma, pollo o pavo.

Khalifa bin Mirjen es uno de los jeques que participan este año en la competición. Según el, las aves precisan meses de entrenamiento para dar lo mejor en el concurso.

“Liberamos el halcón para que pueda volar. Tratamos de fortalecer sus músculos para que hagan un buen papel en la carrera. Es como entrenar a un equipo de fútbol. Se tardan dos meses hasta que el halcón está realmente capacitado. Los entrenamos a veces dos veces al día, pero por lo general es una vez. También hacemos entrenamientos a la vieja usanza, con el coche. Saco la mano por la ventanilla y el halcón me va siguiendo. Recorro dos, tres o cuatro kilómetros y es suficiente. A veces, un buen halcón puede llegar hasta seis u ocho kilómetros persiguiendo al coche a casi 85 kilómetros por hora. Decimos que en un par de meses el halcón está listo, pero continuamos con el entrenamiento hasta la última carrera, y eso es casi seis meses. Es una temporada para nosotros.”

A la edición de este año, ampliamente difundida por la televisión regional, han acudido 150 concursantes procedentes de los países del Golfo. Los ganadores del año pasado recibieron 125.000 euros de premio y un Bentley cada uno.

El concurso de la cetrería forma parte de un campeonato más amplio que involucra a otras actividades tradicionales como la caza y el tiro.