Última hora

Última hora

La gestión de la acogida de refugiados pasa factura a Angela Merkel

Desde la oleada de abusos sexuales registrada en Nochevieja en Colonia, las críticas y la presión sobre la canciller alemana aumentan. Según un

Leyendo ahora:

La gestión de la acogida de refugiados pasa factura a Angela Merkel

Tamaño de texto Aa Aa

Desde la oleada de abusos sexuales registrada en Nochevieja en Colonia, las críticas y la presión sobre la canciller alemana aumentan.

Según un reciente sondeo, un 56% de los encuestados se dice insatisfecho con la manera en la que Merkel ha gestionado la crisis de los refugiados.

“Después de Colonia nada es lo mismo”, ha declarado el alcalde de Bornheim. En esta pequeña localidad alemana, próxima a Bonn, se ha prohibido el acceso a la piscina municipal a los solicitantes de asilo varones, después de registrarse varias denuncias de acoso, la mayoría verbales.

Una prohibición dirigida contra los residentes de tres centros de acogida cercanos.

“Dar la bienvenida a otras culturas no significa que no se puedan tratar ciertos temas. Significa que las diferentes culturas se reúnan, sabiendo que hay cosas que no son negociables en Alemania y eso incluye la situación de las mujeres y la igualdad”, destaca Markus Schnapka, trabajador de los servicios sociales de la ciudad.

La policía de Colonia ha constatado que, desde los ataques de Nochevieja, la compra de armas pequeñas ha aumentado considerablemente.

“En los últimos años hemos vendido entre 150 y 200 espráis de pimienta al año. Ahora no hay día en que vendamos menos de 100”, señala este vendedor.

Según los comerciantes de este tipo de productos de defensa personal, los nuevos compradores no responden a un perfil concreto porque, señalan, ahora “todos tienen miedo de todos”.