Última hora

Última hora

La temporada de judo da comienzo con el Gran Premio de La Habana

Pedro Lasuén, euronews: El Gran Premio de La Habana se encuentra a medio camino del Grand Slam de Tokio y el Grand Slam de París. Es también el peaje

Leyendo ahora:

La temporada de judo da comienzo con el Gran Premio de La Habana

Tamaño de texto Aa Aa

Pedro Lasuén, euronews: El Gran Premio de La Habana se encuentra a medio camino del Grand Slam de Tokio y el Grand Slam de París. Es también el peaje obligatorio para todos aquellos judocas que todavía no se han clasificado para los Juegos Olímpicos. Es sobretodo el momento de comprobar quien se ha entrenado bien y quien no ha hecho los deberes, quien ha descansado demasiado y quien no lo suficiente, quien inicia la temporada en plena forma y quien no ha digerido la pausa navideña.

El brasileño Eric Takabatake consiguió su primera medalla de oro en un Gran Premio aunque lo hizo de la manera menos brillante. Su rival en la final, el turco Bekir Ozlu no se presentó en el tatami debido a una lesión.

La segunda medalla del día para Brasil llegó de la mano de Sarah Menezes en -48 kg. La campeona en Londres 2012 venció por un perfecto ippon a la judoca israeli Shira Rishony. Ambas judocas había sido penalizadas previamente por pasividad.

Sin duda una de las sopresas de la jornada fue la absencia de la argentina Paula Pareto en la final. La actual campeona del mundo sucumbió en la ronda previa ante la local Dayaris Mestres fuertemente arropada por su público. Pareto se tuvo que conformar con la medalla de bronce.

No hubo sorpresas en la categoría de -52 kg. La alemana Mareen Kraeh, que partía como favorita, se deshizo en la final de la veterana Ilse Heylen. La belga, de 38 años, nada pudo hacer ante el ippon por inmovilización que sufrió por parte de Kraeh. .

Misma tónica en -57 kg. La primera cabeza de serie, la estadounidense Marti Malloy se colgó la medalla de oro tras su triunfo ante la húngara Hedvig Karakas, número 9 del mundo.
Una victoria que llegó en el tiempo extra por shido después de que ninguna de las judocas pudiera puntuar previamente.

Finalmente, victoria sobre la bocina, o más bien dicho sobre el Gong del ruso Kamal Khan-Magomedov ante el favorito en -66 kg, el francés Loïc Korval, a quien su último ataque no entro dentro del tiempo reglamentario.

Pese a las 5 finales disputadas, el momento más emotivo del día fue la entrega del premio a toda una carrera a la leyenda viva del judo, el cubando Ronaldo Veitia de manos del presidente de la federación internacional de Judo Marius Vizer. Los judocas entrenados por Veitia suman más de 300 medallas ganadas.