Última hora

Última hora

Los "Héroes del Egeo", candidatos al Nobel de la Paz

La campaña para reconocer el trabajo de la población de las islas griegas con un Nobel por su reacción en la crisis de los refugiados gana impulso.

Leyendo ahora:

Los "Héroes del Egeo", candidatos al Nobel de la Paz

Tamaño de texto Aa Aa

Los habitantes de las islas griegas del este del mar Egeo han sido seleccionados como candidatos al Premio Nobel de la Paz por el trabajo que realizan con la marea de refugiados que llega diariamente a sus costas

El éxodo que comenzó a principios del año pasado cogió por sorpresa a las autoridades y despertó la conciencia de la población y las organizaciones humanitarias, que reaccionaron con mayor celeridad que los políticos. Miles de habitantes llevan más de un año enfrentándose a diario al drama de la inmigración. En ese tiempo han visto llegar a más de 900.000 personas huyendo de los conflictos de Oriente Medio.

Todos son voluntarios. La campaña para que les otorguen el Nobel comenzó con una petición realizada a través de internet. Desde el 4 de febrero, más de 650.000 personas han respaldado su candidatura.

LA CRISIS EN NÚMEROS

En el conjunto de 2014, alrededor de 41.000 refugiados y emigrantes llegaron a Europa provenientes de Turquía atravesando el Egeo. Entre enero y agosto de 2015, sin embargo, esa cifra se duplicó con creces, hasta alcanzar los 107.000 desplazados. Y todos llegaron a través de las islas griegas.

En algunos casos, el número de refugiados que gana las costas de islas como Kos, Lesbos y otras menores, como dAgathonisi o Leros, sobrepasa el de habitantes que residen en ellas.

EL IMPACTO EN LA ECONOMÍA LOCAL

Las autoridades griegas aseguran que el impacto de la crisis sobre el turismo ha sido devastador para algunas islas y ha agravado las dramáticas consecuencias de la crisis económica. La isla de Kos, por ejemplo, ha perdido 178.000 reservas turísticas y Lero y Lesbos, el 30% de la ocupación hotelera. A medio plazo, las reservas confirmadas para 2017 en Kos han caído un 60% comparadas con las cifras de hace dos años.

ISLEÑOS DE CORAZÓN ABIERTO

Pese a las dificultades que atraviesan, los residentes de las islas y los voluntarios se han volcado con los refugiados. Sus historias han atraído la atención de la prensa internacional.

La portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Stella Nanou, asegura que “los habitantes del Egeo han mostrado una solidaridad fuera de lo común. Gracias a ellos, las consecuencias de la crisis humanitaria han sido mucho menores”.

ABRIR LOS BRAZOS A LOS REFUGIADOS

Entre las organizaciones que han liderado el movimiento humanitario en la isla de Lesbos está Angkalia, “abrazo” en griego, fundada hace diez años para ayudar a los más desfavorecidos. Cuando llegó la gran ola de refugiados, Angkalia estaba en primera línea.

Los almacenes de la organización fueron convertidos en hoteles improvisados ​​para refugiados . En los últimos meses , los miembros y voluntarios han distribuido alimentos, medicinas y ropa a más de 17.000 personas.

“Hemos llegado a nuestro límite”, explica Irene Berteni, miembro de Angkalia. “Apenas dormimos, pero no permitimos que eso nos detenga. La población local tiene una actitud positiva hacia los refugiados, aunque Grecia esté en crisis. Nos ayudan muchos jóvenes”.

Recientemente, Angkalia ha recibido un premio honorífico concedido por el Consejo de Europa.

“Los héroes del Egeo merecen el Nobel”

La nominación al Premio Nobel de la Paz vino del movimiento web global Avaaz y es apoyada por 18 diputados junto con académicos de 24 universidades de todo el mundo. Entre todos promocionan el “Movimiento de Solidaridad del Egeo “.

Alkmini Minadaki, es arquitecto y miembro de Avaaz en Creta. Fue él quien inició la campaña, subrayando la unidad de los isleñs frente a la adversidad: “Todos, comenzando por los pescadores y siguiendo por las amas de casa , los jubilados, los profesores… han abierto sus brazos y casas a los refugiados que han llegado sin nada. Sus acciones han ahogado el miedo y el racismo . Y nos han recordado que somos uno y estamos unidos en nuestra humanidad” .