Última hora

Última hora

Ganan los Broncos, en una final de fútbol americano de récords comerciales

Los Denver Broncos ganan la Super Bowl a los Carolina Panthers 24-10, en una final de la NFL que volvió a batir récords comerciales en su edición número cincuenta disputada en pleno Silicon Valley

Leyendo ahora:

Ganan los Broncos, en una final de fútbol americano de récords comerciales

Tamaño de texto Aa Aa

Nadie puede con la defensa de los Broncos

Si algo quedará para el recuerdo de esta última edición de la Super Bowl no serán grandes jugadas ofensivas, sino el muro defensivo con el que los Denver Broncos detuvieron el juego de los Carolina Panthers.

En el césped del Levi’s Stadium se dieron cita dos equipos con historias dispares. Los Broncos, disputaban su octava final en busca de su tercer título, mientras que para los Panthers esta era su segunda final tras la perdida en 2004 ante los New England Patriots.

No tardaron los Broncos en ponerse por delante del marcador con un parcial de 10-0. Unos minutos más tarde, los de la Carolina liderados por Cam Newton anotaron un jonrón que les devolvía las esperanzas. Pero todo quedó en un espejismo.

Todos los ojos estaban puestos en Peyton Manning, leyenda viva de este deporte que a sus 39 años se convirtió en el ‘quarterback’ de mayor edad en ganar una Super Bowl y el primero también en hacerlo vistiendo la camiseta de dos equipos diferentes.

Sin embargo, no fue Manning el héroe de la final sino el extremo Von Miller, MVP (Jugador Más Valioso del Partido). Miller se encargó de frenar la línea ofensiva de los Panthers hasta tal punto que solo fueron capaces de anotar diez puntos.

“Es fantástico, siempre cuando haces algo para el equipo significa mucho para mí”, comentó Miller. Los seres humanos somo egoístas, pero cuando haces algo para otra gente es cuando sucede la magia. No solo es por Peyton. Hay una gran lista de jugadores que lo merecen”.

Tras el pitido final, Denver se convirtió en toda una fiesta. Hacía 17 años, desde 1999, que la ciudad no veía a su equipo levantar el título de campeón de la NFL (Liga Nacional de Fútbol).

Por otra parte, la final de la Super Bowl volvió a batir récords en su cincuenta aniversario, comercialmente hablando. Las estimaciones previas situaban el movimiento económico en 800 millones de dólares (alrededor de 720 millones de euros). Este año se alcanzó una audiencia punta en Estados Unidos de 180 millones de telespectadores. Por lo cual, y como mayor evento deportivo de un solo día, la publicidad se paga en oro.

El gasto de los cuarenta anunciantes durante las pausas de juego se elevó a cuatro millones y medio de euros: 144.000 euros por segundo.

Los anuncios televisivos durante la final de fútbol americano son una auténtica carrera a la imaginación y sorpresa para rivalizar entre sí. Algunos se convierten en fenómenos. Es el caso del que ideó el año 2011 el grupo automovilístico alemán Volkswagen: primero apareció en YouTube y generó diecisiete millones de visitas. Desde entonces, ha acumulado sesenta y tres.

En función de las cifras del año pasado, los ingresos generados se sitúan en al menos 620 millones de dólares (unos 560 millones de euros).

Y los que quieren presenciar el encuentro en directo tienen que preparar bien su cartera: en el mercado negro, el precio medio de una entrada en esta ocasión llegó a los cinco mil dólares. Es decir, cinco veces más que el precio de salida.

Exactamente, los billetes valían entre 800 y 1.800 dólares. Una de las razones por las que las entradas se dispararon es porque el flamante Levi’s Stadium de Santa Clara se encuentra en pleno Silicon Valley, una zona con gran poder adquisitivo.

La ciudad de San Francisco también es la sede de la empresa de taxis por internet Uber, quien pagó medio millón de dólares para disponer del párquing más cercano al estadio. Y las cifras nunca igualadas podrían continuar con el recinto deportivo mejor equipado del mundo: con 1.200 puntos de internet inalámbrico…