Última hora

Última hora

EE.UU: el tribunal supremo paraliza el plan de Obama sobre energía limpia

La determinación de Barack Obama de liderar la lucha mundial contra el cambio climático se enfrenta a un enorme obstáculo: el Tribunal Supremo de

Leyendo ahora:

EE.UU: el tribunal supremo paraliza el plan de Obama sobre energía limpia

Tamaño de texto Aa Aa

La determinación de Barack Obama de liderar la lucha mundial contra el cambio climático se enfrenta a un enorme obstáculo: el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dejado en suspenso su plan para reducir las emisiones de carbono.

El tribunal accedió a petición de 27 estados y varias compañías y grupos empresariales bloquear el Plan para una Energía Limpia hasta que un tribunal de primera instancia resuelva los retos legales contra él.

El plan de energía limpia fue diseñado para reducir las emisiones de carbono en las centrales estadounidenses en un 32% con respecto a los niveles de 2005. Es la pieza central de la administración Obama para combatir el cambio climático.

Durante su último discurso sobre el estado de la Unión, el presidente animó al Congreso a apoyar la transición a la energía limpia.

Barack Obama, presidente de Estados Unidos:
“Aunque la supervivencia del planeta no estuviera en juego; aunque 2014 no hubiese sido el año más cálido registrado, hasta que 2015 lo fue aún más, ¿por qué íbamos a dejar pasar la oportunidad de que las empresas estadounidenses produzcan y vendan la energía del futuro?”

Desde finales del año pasado, varios estados encabezados por Virginia Occidental, productor de carbón y Texas de petróleo, han cuestionado el plan en los tribunales, asegurando que los recortes previstos tendrían un impacto devastador en sus economías.

El caso será debatido el próximo junio en la Corte de Apelaciones del distrito de Columbia. Una primera victoria para los estados recalcitrantes, que hasta entonces, no tendrán que empezar a recortar sus emisiones.

Para Estados Unidos, que prometió el pasado diciembre en la COP21 de París que haría su parte para combatir el cambio climático es un auténtico varapalo que además, puede tener efecto dominó.

A partir de abril, los países que adoptaron el plan marco de París comenzarán a ratificar el acuerdo. Dado que Estados Unidos es uno de los principales emisores de carbono, otros países como China, India y Brasil podrían echarse para atrás si el compromiso de Estados Unidos se tambalea.