Última hora

Última hora

Los taxis de Budapest adoptan el bitcoin para atraer más clientes

El bitcoin llega a los taxis húngaros, en un intento de popularizar esta moneda virtual aun poco conocida en los países del Europa del Este y rodeada

Leyendo ahora:

Los taxis de Budapest adoptan el bitcoin para atraer más clientes

Tamaño de texto Aa Aa

El bitcoin llega a los taxis húngaros, en un intento de popularizar esta moneda virtual aun poco conocida en los países del Europa del Este y rodeada de polémica. Una de las mayores empresas de taxis de Budapest introdujo esta semana un sistema para que los clientes puedan utilizar sus bitcoins sin necesidad de acudir a la moneda real.

Se trata de Budapest Taxi y, para instalar el sistema, ha acudido a la empresa especializada COinPAY que promueve el uso de la moneda virtual en todo tipo de compras.

“Nos gustaría que la gente que posee bitcoins se gastara esta moneda en servicios o incluso en compras en tiendas reales porque supondría un crecimiento económico en nuestro negocio y ayudaría a los que acuden a él”, explica a Euronews el presidente de COinPAY, András Lőwy.

El cliente puede prevenir antes a la empresa de taxis, pero los 580 vehículos de la compañía están equipados con un aparato que detecta la cuenta de bitcoins del pasajero a través del teléfono móvil. Después, este recibe una factura virtual y se le devuelve el cambio en forintos.

“Creemos que tenemos que aprovechar cada oportunidad que pasa para hacer todas las innovaciones posibles y, si una de ellas es exitosa, siempre podremos decir que fuimos los primeros”, argumenta el director de la compañía de taxis que ha incorporado el sistema, Csaba Horváth.

Se calcula que, en Hungría, los dueños de bitcoins acumulan un total de 25 millones de euros. Son pocos, pero disponen de un gran poder adquisitivo que atrae las nuevas iniciativas.

“En Budapest, todavía hay pocos cajeros de bitcoins como este”, explica la corresponsal de Euronews en la capital húngara, Andrea Hajagos. “Muchos critican este tipo de pago y denuncian que está relacionado con la economía en negro. Pero tampoco son muchos los que niegan una gran innovación con esta idea”.