Última hora

Última hora

El Bosco vuelve a su ciudad natal en el 500 aniversario de su muerte

El Carro de Heno o Juicio final son los trípticos de El Bosco que junto a otras 17 pinturas y 19 dibujos componen la retrospectiva Visiones de un

Leyendo ahora:

El Bosco vuelve a su ciudad natal en el 500 aniversario de su muerte

Tamaño de texto Aa Aa

El Carro de Heno o Juicio final son los trípticos de El Bosco que junto a otras 17 pinturas y 19 dibujos componen la retrospectiva Visiones de un genio en el 500 aniversario de su muerte.

Organizada por el museo de Den Bosch, su ciudad de origen, es la mayor exposición sobre el pintor hasta la fecha en Holanda.

Varias pinacotecas que atesoran obras del artista, tan relevantes como El Museo del Prado de Madrid, han prestado sus obras para este homenaje.

“Hieronymus Bosch es un artista espectacular porque su originalidad y su creatividad son enormes, que ha inspirado a artistas de todo el mundo hasta hoy. Incluso 500 años después de su muerte sigue vivo y esto es gracias a su originalidad, la manera en la que representa los sueños más extraños del hombre”, cuenta Charles de Mooij, director del Museo Noordbrabant de De Bosch.

Hijo de la familia de pintores Van Acken, adoptó el nombre de su ciudad natal para marcar su procedencia y atraer así a sus propios clientes.

Sus pinturas de monstruos, demonios, esqueletos, alegorías de la naturaleza… fueron visiones basadas en una convicción religiosa, realismo y fantasía, convirtiéndole en el mayor artista de finales de la Edad Media y principios del Renacimiento.