Última hora

Última hora

MSF: "La gente ya no quiere ir al hospital en Siria"

Médicos sin Fronteras exige una investigación internacional sobre el bombardeo de un hospital en la provincia de Idlib en el que murieron 25 personas

Leyendo ahora:

MSF: "La gente ya no quiere ir al hospital en Siria"

Tamaño de texto Aa Aa

Médicos sin Fronteras exige una investigación internacional sobre el bombardeo de un hospital en la provincia de Idlib en el que murieron 25 personas el pasado lunes.

Punto de vista

Se están creando las condiciones para una catástrofe humanitaria en el norte de Siria

La organización humanitaria se apoya en el testimonio de los supervivientes para orientar las sospechas hacia el Gobierno sirio y asegura que el propio personal médico, pidió a la dirección que no comunicara las coordenadas del lugar donde se encontraba el centro a las autoridades sirias ni a sus aliados rusos.

“Fue un acto deliberado y fue, probablemente, llevado a cabo por el Gobierno sirio y sus alidos que son muy activos en la región”, dijo la directora de Médicos sin Fronteras, Joanne Liu.

Moscú se defiende asegurando que no hay pruebas ni directas ni indirectas que así lo indiquen.

Según MSF, en los últimos 400 días ha habido 101 ataques a instalaciones apoyadas por MSF. “La gente ya no quiere ir al hospital”, puede leerse en este tuit de la oficina de prensa de MSF:

“La ayuda debería ser continuada y no excepcional”

La población civil es, sin duda, la principal perdedora en el tablero de operaciones de geoestrategia internacional en el que se ha convertido Siria. Ayer, comenzó a llegar ayuda del Programa Mundial de Alimentos a varias localidades cercanas por las fuerzas gubernamentales, como en Moudamiya cerca de Damasco. Alimentos y medicamentos básicos para unas 80 000 personas que no habían recibido ningún tipo de ayuda desde julio de 2014, segun el director de WFP en Siria, Jakob Kern.

En otras zonas inaccesibles como Deir ez-Zor, donde viven unas 200 000 personas sitiadas por Dáesh, la ayuda llega a cuenta gotas y por el aire.

El presidente del grupo de trabajo para el acceso humanitario creado para Siria, Jan Egeland, dijo que la ayuda a esa zona “sólo puede realizarse por aire” y explicó que el Programa Mundial de Alimentos de la ONU “tiene un plan para hacerlo”.

A través de su cuenta de twitter felicitaba al equipo de trabajadores humanitarios por haber llevado con éxito esta operación que no es que una fase: “se trata, apenas, de los primeros pasos porque nuestra tarea principal es llegar a todos los millones de personas en áreas de difícil acceso y Alepo es sólo una de ellas”:

Las ONG estiman que en las zonas sitiadas hay un total de 480.000 personas, a las que la ONU pide poder tener “una acceso prioritario” y no excepcional.

Miles de civiles se agolpan en la frontera sirio-turca, los bombardeos se acercan

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtió, este jueves, que se están creando las condiciones para una catástrofe humanitaria en el norte de Siria, donde estima que hay 100.000 personas agolpadas entre la línea de combate y la frontera turca que el gobierno de Ankara mantiene cerrada.

Se trata de los desplazados que han huido de la ofensiva de las fuerzas gubernamentales, apoyadas por bombardeos aéreos rusos, sobre Alepo y que se han dirigido hacia áreas más al norte.

“Unas 100.000 personas están atrapadas cerca de Azaz (a 30 kilómetros de Alepo). Intentan escapar, pero están atrapadas entre el frente de batalla y la frontera”, dijo la directora de operaciones de MSF, Raquel Ayora.