Última hora

Última hora

Crisis en la cúpula del francés EDF por el proyecto de dos reactores nucleares en el Reino Unido

Dimite el director financiero de la compañía eléctrica francesa EDF, lo que se interpreta como una división en la cúpula del grupo sobre la posible

Leyendo ahora:

Crisis en la cúpula del francés EDF por el proyecto de dos reactores nucleares en el Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

Dimite el director financiero de la compañía eléctrica francesa EDF, lo que se interpreta como una división en la cúpula del grupo sobre la posible construcción de dos reactores nucleares en el Reino Unido. La marcha de Thomas Piquemal, revelada el domingo, se debería a su desacuerdo a una decisión tomado demasiada rápido sobre la participación como mayoritario de EDF en este proyecto de dos reactores de nueva generación (EPR) en Hinkley Point, en la costa suroeste de Inglaterra, y evaluado en 23.200 millones de euros.

“El año pasado, EDF recortó sus costes operacionales en trescientos millones de euros y este prevé que sean setecientos”, detalla desde Londres el analista bursátil Mike Ingram, de BGC Partners. “Pero, francamente, es una gota en el océano comparado con los compromisos que la compañía debe afrontar, particularmente respecto a Hinkley Point”.

El gran problema de EDF es que arrastra una deuda de más de 37.000 millones de euros y, además, todo está preparado para que esta empresa mayoritamente pública (en un 84,5%) se haga cargo de la división nuclear de Areva, otra compañía del Estado francés en crisis. Aunque la semana pasada,los líderes de ambos países reafirmaron en una cumbre la prioridad del proyecto.

“Sí se siente que hay una dimensión política en todo ello”, continúa el mismo analista. “No solo por digamos la interferencia del gobierno francés que aun posee el 85 por ciento de EDF, sino por el gobierno británico porque para él es un proyecto estrella. Y, además, está de fondo el debate sobre el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea”.

En octubre pasado, EDF y el chino CGN acordaron con Londres construir los dos reactores nucleares. En el compromiso, el grupo francés acabó asumiendo el 65,5 por ciento de la inversión y el grupo chino el treinta. Por ello, el director financiero de la compañía se ha plantado frente al director general, Jean-Bernard Lévy, al considerar que habría que esperar tres años a que se mejore la situación económica antes de confirmar el proyecto.