Última hora

Última hora

Terrorismo: Turquía y Europa en distinta onda

¿Cuántos de estos yihadistas del Dáesh en Siria o Irak están entrenados y destinados a cometer actos terroristas en Europa? La pregunta se plantea

Leyendo ahora:

Terrorismo: Turquía y Europa en distinta onda

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cuántos de estos yihadistas del Dáesh en Siria o Irak están entrenados y destinados a cometer actos terroristas en Europa? La pregunta se plantea cada vez con más insistencia después de cada atentado. Aunque los especialistas reconocen que lo único que pueden hacer son hipótesis, algunos avanzan una horquilla de entre 400 y 600.

Punto de vista

"Cuando Turquía clasifica a alguien como terrorista potencial, Europa no reconoce los criterios según los cuales se ha hecho esa clasificación. De hecho, no lo consideran ni sospechoso"

Entre ellos, Brahim El Bakraoui, uno de los kamikazes del aeropuerto de Bruselas. Detenido en Turquía: en junio del año pasado, fue deportado a Europa.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía:
“Informamos de la deportación a las autoridades belgas y holandesas el 14 de julio de 2015 y avisamos de su radicalización”.

La “nota remitida según el presidente turco”: http://es.euronews.com/2016/03/24/turquia-expulso-a-holanda-a-uno-de-los-autores-de-la-masacre-de-bruselas/identificaba a El Bakraoui como posible “combatiente extranjero” de grupos yihadistas. Turquía emite con regularidad ese tipo de documento, según el Profesor Serhat Güvenç, de la Universidad Kadir Has.

Profesor Serhat Güvenç, de la Universidad Kadir Has:
“Los números que tenemos son: hay casi 5.000 personas clasificadas como sospechosas. Alrededor de 1800 o 2000 fueron deportados a sus países respectivos. Pero eso no ha cambiado el curso de las cosas, lo que muestra que pese a los mecanismos de comunicación o con más o menos trabajo, los atentados y las acciones terroristas continúan. También nos muestra que las informaciones no han sido bien evaluadas”.

Al parecer, la primera etapa de su viaje de vuelta no fue Bélgica. Holanda reconoce que pasó por su territorio, pero las autoridades competentes aseguran que Turquía no respetó los procedimientos ni explicó las razones de la deportación de Brahim El Bakraoui.

Difícil determinar quién dice la verdad, pero lo que es seguro es que hay europeos en las filas del Dáesh desde hace mucho tiempo.
En muchos de los vídeos de propaganda de la organización explican sus motivaciones.
¿Se ha pecado entonces de falta de confianza o de una diferencia de apreciación que explicaría que algunos logren burlar la vigilancia pese al intercambios de información?

Profesor Serhat Güvenç, de la Universidad Kadir Has:
“Hay una brecha enorme entre la definición de Turquía del terrorismo y la definición europea. Por eso, cuando las autoridades turcas deportan a alguien a Europa diciendo que presenta una amenaza potencial, hay que aceptar que los países europeos pueden tomar una decisión diferente. Hay que entender que en este asunto no hablan el mismo idioma ni tienen una base común. Cuando Turquía clasifica a alguien como terrorista potencial, Europa no reconoce los criterios según los cuales se ha hecho esa clasificación. De hecho, no lo consideran ni sospechoso. Esto puede ser un reflejo de diferentes culturas.Y es un elemento importante a tener en cuenta”.

El reciente descubrimiento de miles de documentos de Daesh con nombres y datos sobre combatientes ayudarán tal vez a la identificación de los yihadistas que vuelven al Viejo Continente para organizar células terroristas. Sin embargo, los acontecimientos de los últimos meses han puesto de relieve las dificultades de Europa para hacer frente a esta amenaza en su suelo.