Última hora

Última hora

Holanda impone su judo en el Gran Premio de Tiflis

El Gran Premio de Tiflis de judo llegó a su fin este domingo con la disputa de cinco finales, en las que reinó un solo color: el naranja. Dos judocas

Leyendo ahora:

Holanda impone su judo en el Gran Premio de Tiflis

Tamaño de texto Aa Aa

El Gran Premio de Tiflis de judo llegó a su fin este domingo con la disputa de cinco finales, en las que reinó un solo color: el naranja.

Dos judocas holandesas se disputaron el oro en la categoría de -78kg. La veterana Marhinde Verkerk, actual campeona de Europa fue la vencedora en un combate muy igualado ante la joven Guusje Steenhuis. Al final, un solo shido marcó la diferencia.

En la categoría masculina de -90 kg, la bandera holandesa no se movió de lo más alto del podio. Noël Van T En, primer cabeza de serie de la competición, batió al sueco Marcus Nyman con un yuko y un posterior waza-ari. Se trata del tercer oro en su carrera en un Gran Premio tras los obtenidos en Qingdao en 2014 y em Samsun el año pasado.

En esta misma categoría uno de los bronces fue para para el español de origen georgiano Nikoloz Sherazadishvili que superó por ippon al ruso Magomed Magomedov.

La medalla de oro en la máxima categoría fue para el israelí Or Sasson. El judoca de 25 años, actual subcampeón de Europa y finalista este año en el Gran Premio de Paris, superó al holandés Roy Meyer por yuko a tan solo tres segundos del final del combate. Para Sasson es su primer triunfo en un Gran Premio.

Y la victoria en -100 kg fue para el sueco Martin Pacek, que batió por ippon al judoca iraní Javad Mahjoub, cuando restaban 28 segundos para la conclusión del combate. Pacek ya cuenta en su palmarés con otra medalla de oro en el Gran Premio de Quindao y en el Gran Slam de Tiumén.

Precisamente la sorpresa de la jornada fue la presencia de Javad Mahjoub en la final de -100 kg. La última gran victoria de prestigio del iraní, número 27 del ranking mundial, se remonta al Grand Slam de Moscú en 2013. Su irrupción en la gran final fue del todo inesperada.

Y la imagen de la jornada es este magnífico ippon logrado por el portugués Jorge Fonseca en la misma categoría al judoca húngaro Miklos Cirjenics.

Fonseca se colgó la medalla de bronce al batir al italiano Domenico Di Guida.