Última hora

Última hora

El presidente armenio pide al mundo que reconozca la autodeterminación de Nagorno Karabaj

El mundo debe reconocer el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj. Es lo que ha dicho el presidente armenio, Serge Sargsián, desde Berlín

Leyendo ahora:

El presidente armenio pide al mundo que reconozca la autodeterminación de Nagorno Karabaj

Tamaño de texto Aa Aa

El mundo debe reconocer el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj. Es lo que ha dicho el presidente armenio, Serge Sargsián, desde Berlín, en una comparecencia conjunta con la canceiller alemana, Angela Merkel. Lo ha hecho al día siguiente del alto el fuego alcanzado entre armenios y azerbaiyanos en el enclave de Nagorno Karabaj, tras cuatro días de violentos enfrentamientos, que han dejado al menos 73 muertos, entre militares y civiles.

Sargsián ha acusado a Azebaiyán de haber roto “de facto” y “de manera unilateral” el alto el fuego, la noche del viernes al sábado, y de haber “agredido a una población pacífica”.

“El pueblo de Nagorno Karabaj quiere algo muy sencillo y comprensible por lo que todos los pueblos colonizados han luchado siempre: ser dueño de su propio destino y controlar libremente su futuro. La gente solo espera una cosa de la comunidad internacional: el reconocimiento de ese derecho”, ha señalado.

Merkel ha dicho que hará todo lo posible para poner fin al conflicto. Y es que Alemania preside desde el 1 de enero la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que se encarga de coordinar las negociaciones entre Armenia y Azerbaiyán.

Azerbaiyán ha reconocido haber perdido a 31 soldados, un helicóptero y un tanque en los cuatro días de combates. Decenas de sus militares resultaron heridos.

Asegura que menos de 24 horas después de entrar en vigor el alto el fuego, las Fuerzas Armadas de Armenia lo han violado ya 115 veces.

Bakú considera inaceptable el actual statu quo, en el que las tropas armenias controlan además del enclave de Nagorno Karabaj, una franja de seguridad que representa el 20% del territorio de Azerbaiyán.

Azerbaiyán acusa a Armenia de haber ocupado el enclave de Nagorno Karabaj, en territorio azerbaiyano y poblado mayoritariamente por armenios, desde la guerra que libraron a principios de los años 90. La región se independizó entonces del Gobierno de Bakú. En 1994 se llegó a un alto el fuego, que se infringe de vez en cuando, pero no se firmó un acuerdo de paz. El conflicto armado dejó más de 25.000 muertos y decenas de miles de desplazados, principalmente azerbaiyanos.