Última hora

Última hora

Aplicaciones médicas del plasma, el cuarto estado de la materia

Leyendo ahora:

Aplicaciones médicas del plasma, el cuarto estado de la materia

Tamaño de texto Aa Aa

“La mayor parte de la materia es sólida, líquida o gaseosa. Pero existe un cuarto estado de la materia, el plasma, con propiedades increíbles

“La mayor parte de la materia es sólida, líquida o gaseosa. Pero existe un cuarto estado de la materia, el plasma, con propiedades increíbles. ¿Podrían servir para curar enfermedades?”
 
En Braunschweig, Alemania, el Instituto Fraunhofer los científicos de un proyecto europeo de investigación estudian cómo utilizar el cuarto estado de la materia, el plasma para modificar las propiedades físicas de varias superficies.

Las probetas de plástico, por ejemplo, suelen repeler los líquidos dificultando su utilización. Con un tratamiento a base de plasma, el líquido se adhiere a la superficie del tubo, y eso es más conveniente para los análisis médicos.

“El plasma son cationes, es decir átomos que han perdido electrones. Pero ¿cómo cambia las propiedades de las superficies al entrar en contacto ellas?”

Jochen Borris, es investigador en el Instituto Fraunhofer para la ingeniería de superficies y películas finas:

“El plasma contiene muchas partículas reactivas, iones, electrones, y todo tipo de partículas en excitación. Cuando entran en contacto con una superficie, cambian sus propiedades, tanto químicas, como físicas.”

Uno de los objetivos de esta investigación es la innovación industrial. El tratamiento con plasma podría ser una alternativa a otros métodos en los que se utilizan disolventes y productos químicos.
 
Annika Herrmann es investigadora en el Instituto Fraunhofer:

“El plasma podría utilizarse en la industria médica, no sólo para los tubos de ensayo sino también en las pruebas de diagnóstico de enfermedades bacterianas, o en el diagnóstico de la tuberculosis o del Sida. Pero también para embalajes biomédicos y vendajes.”

En los laboratorios de Lionex han desarrollado un nuevo método de diagnóstico para enfermedades como la tuberculosis o el Sida. Se trata de un test rápido e innovador cuyo soporte es una lámina sintética especialmente tratada con plasma. Dos líneas, cambian de color al entrar en contacto con ciertos anticuerpos.
 
Profesor de genética y biotecnología en la Universidad Técnica de Braunschweig, Mahavir Singh, dirige la empresa Lionex:

“Utilizamos estas láminas recubiertas de plasma que introducimos en estas cajas, para cuya fabricación no se requiere la manufactura de membranas, microfluido, ni de ningún otro sistema. Sólo hay que poner una gota de suero, sangre u orina en el catalizador, despúes ponemos una segunda gota durante 10 minutos, se retira y eso es todo. Ya podemos ver si el resultado es positivo o negativo. El coste del material para la fabricación es muy bajo. Pero la mayor ventaja es que el test es mucho más sensible y fiable.”
 
Aquí en Bélgica, la empresa Vito realiza una producción de prototipos a mayor escala, en la que muestra como el tratamiento con plasma puede integrarse en distintos procesos industriales.

Con el recubrimiento de plasma un tejido hidrofílico puede transformarse en hidrofóbico, lo que puede resultar útil en apósitos para heridas y otros productos médicos.
 
Bert Verheyde es químico y experto en la tecnología de plasma:

“Con esta tecnología trabajamos a escala nanométrica. Hemos producido recubrimientos de espesores nanómétricos. Mientras que con los recubrimientos químicos húmedos, se trabaja a escala micrométrica, usando muchos más productos químicos “.
 
Con menos disolventes nocivos y unos costes de producción más bajos, el plasma proporciona además superficies que pueden absorber o repeler líquidos.