Última hora

Última hora

El Balkan Trafik llega a Bruselas bajo la sombra del terrorismo

Leyendo ahora:

El Balkan Trafik llega a Bruselas bajo la sombra del terrorismo

Tamaño de texto Aa Aa

El festival celebra su décima edición en Bruselas, casi un mes depués de los ataques.

Casi un mes depués de los ataques en Bruselas la vida cultural vuelve poco a poco a la normalidad en la capital belga donde se ha celebrado la décima edición del festival Balkan Trafik. Por aquí desfilan cada año lo mejor de la música de Europa del sudeste y de otras partes del mundo.

Esta vez con la sombra del terrorismo muy presente, especialmente para los artistas y músicos musulmanes como los que integran la banda Preporod, de Bosnia Herzegovina: “Como somos musulmanes pensábamos que la gente podría decir que somos terroristas. Pero no es verdad. Creo que la mayoría de la gente lo sabe. Lo que queremos es paz y no terrorismo”, ha dicho Satka Krdžić.

Jawhar es un cantante belga-tunecino y Mitsoura es una cantante gitana y húngara. Uno de sus temas lanza un mensaje contra el extremismo religioso. Para ellos era importante que no se cancelara el festival: “Tenía miedo de que el festival no se celebrara, pero ahora estoy muy contento. Es muy importante mantener los eventos culturales porque es una lucha entre la luz y la oscuridad. Y tenemos que seguir luchando por eso”, ha respondido Jawhar.

El artista de jazz Frank London llegó con su orquesta para conmemorar los 70 años del holocausto en Hungría. Toda una autoridad de la música judía, reconoce que puede ser un objetivo pero no se deja intimidar: “Uno puede vivir su vida en su casa y morirse de un infarto a los 50 años. Yo intento no ser estúpido y buscar las salidas, como siempre me ha dicho mi madre. Si hay un riesgo asociado, es un riesgo necesario. Si hay riesgo es porque estamos enviando un mensaje positivo o apoyando a las personas que lo hacen, pero sería mucho peor y muy triste si llamáramos y dijéramos que no vamos a ir al festival este año porque estamos nerviosos. Sería muy triste”.

Este año ha habido un 35% por ciento menos de visitantes en compartación con 2015.