Última hora

Última hora

Luchando por un sueño: la historia de Elnaz Rekabi

Nos trasladamos a Meiringen, Suiza para asistir a un momento histórico para el deporte iraní. A sus 26 años, Elnaz Rekabi se ha convertido en la

Leyendo ahora:

Luchando por un sueño: la historia de Elnaz Rekabi

Tamaño de texto Aa Aa

Nos trasladamos a Meiringen, Suiza para asistir a un momento histórico para el deporte iraní. A sus 26 años, Elnaz Rekabi se ha convertido en la primera mujer de su país en participar en una prueba de la Copa del Mundo de escalada. Sin embargo, llegar hasta aquí no ha sido un camino facil. Sin esponsors que le ayuden, todo lo que gana trabajando lo utiliza para costearse su sueño.

“Mis amigos me felicitan y me animan a seguir. Es verdad que cada vez que alguien me ve dice: ¿una chica que escala? Se sorprendes, pero en sentido positivo. Creo que con mi ejemplo voy a ayudar a otras chicas a decidirse a empezar a practicar este deporte”, comenta Rekabi.

La joven sueña con poder vivir de su pasión, pero por desgracia, hay muchos obstáculos que se lo impiden.

“Uno de mis mayores problemas es que no tengo a nadie que me entrene, entre las chicas no hay nadie con un mayor nivel que yo, y no me permiten entrenar con los hombres.”

Otro de los problemas al que tiene que enfrentarse es el hecho de llevar hiyab, una prenda que le dificulta la práctica de este deporte. Aunque como ella misma dice, siempre existen soluciones.

“Al principio era un poco raro para ellas. Se preguntaban por qué dentro de la sala de entrenamiento, con el calor que hace, había alguien con un pañuelo y un vestido largo. La verdad es que cuando las temperaturas son altas el hiyab se convierte en un problema.
En las competiciones, intentamos diseñar nosotros mismos los trajes. Intentamos combinar el hiyab con el deporte de alta competición”, afirma la joven escaladora.

Christophe Billon, delegado técnico de la Federación Internacional de escalada, defiende la pluralidad y la necesidad de respetar a todas las culturas y religiones.

“Sabemos que hoy en día las mujeres iraníes necesitan llevar velo. Y nosotros lo aceptamos porque es importante tener deportistas iraníes en la competición. Si tuviéramos que decir que no, que no pueden participar porque llevan velo, sería muy perjudicial para nuestro deporte,” afirma Billon.

La escalada es uno de los cinco deportes que optan a convertirse en olímpicos en los Juegos de Tokio 2020. Billon se muestra bastante optismista de que este sueño se haga realidad.

“No tenemos nada que envidiar a las otras disciplinas. Nuestros deportistas son gente que se entrenan duro y que practican un verdadero deporte. Queremos compartir nuestra pasión por la escalada con todo el mundo.”

Una meta, los Juegos Olímpicos, que también persigue Rekabi.

“Me esfuerzo al máximo para llegar a mi mejor nivel. Voy a intentar pagar de mi propio bolsillo todo lo que tenga que pagar para participar en la Copa del Mundo. Creo que soy capaz de alcanzar mi sueño.”