Última hora

Última hora

Chernóbil: la respuesta médica tras la catástrofe

Fidel Pavlenko, euronews: Conectamos ahora con Los Ángeles para hablar con el profesor Robert Gale, uno de los principales expertos mundiales en

Leyendo ahora:

Chernóbil: la respuesta médica tras la catástrofe

Tamaño de texto Aa Aa

Fidel Pavlenko, euronews:
Conectamos ahora con Los Ángeles para hablar con el profesor Robert Gale, uno de los principales expertos mundiales en enfermedades por radiaciones nucleares. Gale ha coordinando los esfuerzos de socorro médico tras accidentes tan graves como el de Chernóbil y Fukushima.
La primera vez que llegó a la Unión Soviética, pocos días después de la explosión de Chernóbil se reunió con los líderes del país, incluido Mijail Gorbachov. ¿Le proporcionaron todo la información disponible en esos momentos sobre la magnitud de la catástrofe? porque mantuvieron al márgen a la mayoría de la población dentro y fuera del país…

Robert Gale:
Bueno, creo que tenía una comprensión global de lo sucedido bastante aceptable, pero por supuesto, cuando llegué por primera vez, mi atención se centraba en la mayoría de las personas gravemente afectadas que fueron trasladados a los hospitales de Moscú, y no tube una apreciación más completa de la situación hasta que nuestro avión aterrizó en Ucrania pocos días después.

euronews:
¿Cómo evalúa la respuesta médica que se dio a la población en general en las zonas afectadas?, ¿fue suficiente?

Robert Gale:
Bueno, creo que nos hubiera gustado haber hecho algunas cosas mejor. Creo que la evacuación de Prippat se llevó a cabo de forma rápida, y eso fue bueno. Pero la evacuación de otras zonas se retrasó, y creo que desde un punto de vista médico, el problema más grave fue que no podíamos poner en cuarentena toda la comida que debería haberlo sido. Tampoco pudimos distribuir pastillas de yodo, por lo que terminó hubo un numero significativo varios miles de jóvenes que desarrollaron cáncer de tiroides, y eso es algo que logramos evitar con éxito después de Fukushima, por ejemplo.

euronews:
Meses más tarde, cuando mucha gente intentaba salir de las zonas afectadas o por lo menos evacuar sus hijos, usted fue a Kiev con su mujer y sus hijos para mostrar que no había que dejar que cundiera el pánico y que era seguro. Probablemente lo fue estar allí por un días, pero ¿no fue diferente para la gente que dejó atrás?

Robert Gale:
Sí, la razón de ir con mi familia fue evitar evacuaciones no controladas con gente hacinada en las estaciones y ese tipo de cosas. El objetivo era poder planificar con inteligencia el movimiento de personas y evitar cualquier tipo de catástrofe. Eso es lo que tratamos de hacer en caso de accidente nuclear: evacuaciones organizadas para asegurarse de que la gente va a lugares donde puede obtener ayuda médica y así sucesivamente.

euronews:
31 muertes por radiación aguda están directamente relacionadas con la catástrofe de Chernóbil. Pero, ¿cuál cree que es la cantidad potencial de víctimas por efectos de la radiación a largo plazo?

Robert Gale:
Bueno, si nos centramos sólo en efectos de la radiación, porque también hay gente desplazada y con problemas psicológicos, hay dos maneras de verlo: una es el pequeño riesgo que representan las radiaciones para la mayor parte de la población, pero multiplicado por millones de personas. Con este enfoque se obtienen algunos números, como 12.000 casos de cáncer en 70 años. Eso tiene que ser contextualizado: cada uno de nosotros tiene una probabilidad del 50% de desarrollar cáncer, por lo que las personas que se ven afectadas por radiaciones tal vez tengan un riesgo del 50,1%. Así que no es comparable con el peligro de fumar o beber alcohol. Pero en realidad nunca sabremos el número de víctimas potenciales porque ese ligerísimo aumento no va a ser detectable, excepto tal vez en los trabajadores – los 100.000 trabajadores – que ayudaron a mitigar el accidente.

euronews:
Profesor, gracias por responder a nuestras preguntas.