Última hora

Última hora

Molenbeek: arte contemporáneo contra la violencia

Leyendo ahora:

Molenbeek: arte contemporáneo contra la violencia

Tamaño de texto Aa Aa

Un nuevo museo ha abierto sus puertas en el barrio bruselense de Molenbeek? con la esperanza de que ayude a contrarestar la imágen negativa de la

Un nuevo museo ha abierto sus puertas en el barrio bruselense de Molenbeek? con la esperanza de que ayude a contrarestar la imágen negativa de la zona, conocida durante los últimos meses por los sangrientos ataques en París y en la capital belga.

El Museo de Arte del Milenio Iconoclasta (MIMA, en sus siglas en inglés), está ubicado en una antigua fábrica de cerveza en el muelle del canal de la zona industrial de Bruselas.

Su apertura estaba prevista para el 23 de marzo, un día después de los atentados de Bruselas en los que murieron 32 personas, pero finalmente su inaguración se aplazó al 15 de abril, acudierona la inaugración 4.000 personas.

El MIMA es un proyecto social con el que su director artístico, Raphael Cruyt, espera que ayude a sacar a Molenbeek de la negativa espiral en la que está atrapado.

“Desde el principio, el proyecto se concibió para utilizar el arte como medio para la cohesión social. Disponer de arte contemporáneo que es accesible, porque los artistas han aprendido a desarrollar un estilo muy extrovertido, directo, empático, lúdico. Creo que los ciudadanos hoy tienen la sensación de que deben participar en este tipo de proyectos”.

Artistas y amigos de Brooklyn de Maya Hayuk, Swoon, Momo y el duo Faile han tomado el laberinto de cuatro pisos del MIMA para su primera exposición temporal llamada “City Lights”, una exhibición explosiva de la vida cosmopolita a través de trabajos con mucho color.

Los visitantes quedaron impresionados por las obras. “Creo que está muy bien haberlo construido aquí porque permite a la gente venir, y ver con una perspectiva completamente diferente esta zona, sobre la que pesa una enorme cantidad de prejuicios”, comentó una de las visitantes

“Hacía tiempo que no veía nada tan impulsivo, explosivo y directo como esto, dentro de una institución. Y éste es un cambio comparado con las exposiciones que solemos ver, mucho más convencionales, más intelectualizadas”, aseguró un belga que se acercó a la apertura del MIMA.

“City Lights” podrá visitarse hasta el 28 de agosto, porque el museo espera mostrar dos exposiciones temporales al año, además de su colección permanente.