Última hora

Última hora

En el siniestro mundo de las drogas sintéticas

Esta semana el programa Insiders se adentra en el mundo de las drogas sintéticas. Algunas de estas sustancias nocivas están disponibles en venta

Leyendo ahora:

En el siniestro mundo de las drogas sintéticas

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana el programa Insiders se adentra en el mundo de las drogas sintéticas. Algunas de estas sustancias nocivas están disponibles en venta libre, debido a un vacío legal, que permite su comercialización, incluso se pueden comprar fácilmente a través de Internet.

Algunas de estas drogas de diseño se conocen como el subidón legal. Y en ocasiones su estructura química ha sido suficientemente modificada como para esquivar la prohibición.

Este “colocón legal” que atrae a muchos jóvenes está considerado como una nueva tendencia. Es barato pero puede provocar daños sobre la salud irreversibles.

Cada año, más de 100 nuevas sustancias aparecen en Europa sin ser detectadas. ¿Por qué no se prohiben su venta y consumo? “El año pasado estas nuevas drogas se cobraron la vida de 115 personas en Reino Unido”: http://es.euronews.com/2016/04/28/las-nuevas-drogas-de-diseno-inundan-el-mercado-en-europa/, país que ya está aprobando una norma para prohibir estas sustancias inspirándose en la ley de sustancias psicoactivas de 2010 irlandesa.

En Alemania, la metanfetamina de cristal, una droga de diseño ilegal, se consume por todo tipo de gente. El cristal, cuyo consumo se ha disparado en los últimos años en Alemania, es una droga super adictiva, dañina y peligrosa”:http://www.taringa.net/posts/info/11392940/Crystal-Meth-la-droga-mas-danina-de-todas.html. Y se la conoce también como la cocaína de los pobres, pues se produce a 8 euros el gramo y se vende a 25 ó 30 euros.

La metanfetamina de cristal fue utilizada por los nazis que distribuían entre los soldados del frente en forma de pastillas de pervitina. Pero su versión actual es mucho más potente.

Euforia, alucinaciones, palpitaciones, arritmia… son algunos de los efectos del cristal que pueden durar hasta 36 horas, por lo que las personas que consumen estas metanfetaminas pueden pasar varios días sin comer o dormir.

A partir de los tres miligramos se considera muy potente y peligrosa. Una sobredosis puede llevar a la muerte.