Última hora

Leyendo ahora:

Una serpiente de 260 metros en el Grand Palais de París

le mag

Una serpiente de 260 metros en el Grand Palais de París

En asociación con

El Grand Palais de París acoge desde el 8 de mayo la instalación del artista de origen chino Huang Yong Ping.

El esqueleto de una gigantesca serpiente de casi 260 metros recorre los rincones de este impresionante edificio de 13.000 metros cuadrados. Cientos de contenedores y un gran sombrero napoleónico completan la muestra titulada Imperios, una metáfora del deseo de poder en el mundo.

“Es interesante ver que esta exposición está llena de pistas y símbolos. Por ejemplo, la serpiente podría ser un enorme tablero de Go, que está cubriendo un territorio. Los contenedores podrían ser las piezas de un mahjong y el sombrero de Napoleón un juego de ajedrez. Tienes tres elementos que muestran que estos juegos de poder y estrategia son los que crean el espectáculo de la globalización. Me gustaría añadir que los contenedores transportan riqueza, pero también transportan o protegen a aquellos que son desgraciados y este espacio o juego entre ambos es lo que interesa a un artista como Huang Yong Ping”, explica el comisario de la exposición Jean de Loisy.

Desde 2007, la exposición Monumenta da la oportunidad a artistas contemporáneos de llenar el Grand Palais de París con una instalación pensada y creada para la ocasión. Este año, ha sido el turno de Yong Ping:

“Mi experiencia personal es parte de este proyecto, así como también el mundo actual. Este proyecto está conectado con la realidad del mundo”.

Los contenedores representan el poder y el impacto de la globalización.

Lo más complicado fue la creación de la serpiente. Se necesitaron 60 trabajadores y 11 días de trabajo para montar las más de 300 piezas de aluminio que la componen.

La exposición ha impresionado a los visitantes.

“Cuando estamos al nivel del suelo, cuando andamos cerca de los contenedores, podemos sentir realmente que algo nos presiona desde arriba. Es sobrecogedor. Pero cuando nos alejamos y vamos un poco más alto, tienes la sensación de que estás contemplando una especie de batalla, como si estuviéramos en una colina, lejos y nos sentimos seguros e indefensos”, dice un hombre.

“Creo que también es un poco Zen, tiene algo de meditación que me gusta”, asegura una joven.

Imperios estará en el Grand Palais de París hasta el 18 de junio.

siguiente artículo