Última hora

Leyendo ahora:

En Malta, si llevas a cabo un aborto, puedes ser condenado a hasta cuatro años de prisión

insiders

En Malta, si llevas a cabo un aborto, puedes ser condenado a hasta cuatro años de prisión

En asociación con

Sophie Claudet: Valerie, acabas de llegar de Malta. Vimos en tu reportaje lo difícil que es para la gente hablar sobre el aborto. ¿Cómo convenciste a las mujeres que se sometieron a este procedimiento para que te contaran su historia?

Valerie Gauriat: No fue nada fácil. Tuvimos que tranquilizarlas, tuvimos muchas conversaciones por teléfono, por correo electrónico, a través de Skype, por Facebook. Tenían mucho miedo de hablar. Es muy difícil para cualquier mujer hablar sobre este tema, ya sea legal o no. Lo primero que tuvimos que hacer fue un compromiso por escrito para no revelar su identidad, y eso las tranquilizó aún más.

Pero, ellas realmente sí querían hablar, querían compartir su experiencia y el hecho de que yo fuera una periodista extranjera que trabaja para una cadena internacional hizo las cosas más fáciles. Paradójicamente, pudieron contarle al mundo acerca de una experiencia que ni siquiera sus madres o hermanas conocen.

Sophie Claudet: ¿Esto quiere decir que para algunas de ellas era la primera vez que hablaban sobre el procedimiento?

Valerie Gauriat: Así es. La mujer que tuvo un aborto a los 40 años nunca le había contado a nada nadie. Contactámos a otra mujer que vive en el extranjero, pero no aparece en el reportaje. Ella aceptó hablar con nosotros guardando el anonimato porque su pareja no sabía nada sobre esto.

Sophie Claudet: ¿Y qué hay de la médica que entrevistaste? Ella ni siquiera es ginecóloga y sin embargo tampoco quiso aparecer en cámara. ¿Por qué?

Valerie Gauriat: Es cierto, ella no es ginecóloga. Nos explicó que es muy arriesgado hablar sobre el aborto de forma que se puede pensar que estás a favor, o que al menos deseas que la prohibición sea más flexible. Ella podría perder el derecho a ejercer y en el peor de los casos, perder su reputación y sus pacientes.

Sophie Claudet: Y si alguien realiza o defiende el aborto puede tener una condena.

Valerie Gauriat: Si llevas a cabo un aborto, puedes ser condenado a hasta cuatro años de prisión, e incluso, para las profesiones médicas, aconsejar o ayudar a las mujeres conlleva algunas sanciones.

Sophie Claudet: Teniendo en cuenta que las mujeres tienen que llevar su embarazo a término, ya que existe una prohibición total del aborto, ¿sabes si al menos les hacen controles médicos?

Valerie Gauriat: Claro que sí. Malta es un país muy desarrollado y llevan a cabo todas las pruebas que harían en cualquier otro país: ultrasonidos, ecografías, etc. Si deseas, puedes hacerte una amniocentesis para analizar el líquido amniótico. Sin embargo, en algunos casos los médicos no se molestan en hacerlo ya que el aborto está prohibido.

Sophie Claudet: Valerie, si las mujeres no pueden abortar en Malta, ¿esto quiere decir que allí predominan los nacimientos con malformaciones, en comparación con otros países europeos?

Valerie Gauriat: Bueno, esto es en realidad lo que muestran las cifras oficiales. Suelen darse muchos casos de espina bífida. Malta tiene el nivel más alto de la Unión Europea. En cuanto al síndrome de Down, Malta ocupa el segundo lugar, después de Irlanda y antes de Polonia. Las leyes contra el aborto en estos países son las más restrictivas. Los estudios indican igualmente una clara relación entre el hecho de que el aborto esté prohibido con unos altos índices de malformaciones congénitas.

siguiente artículo