Última hora

Leyendo ahora:

Revolución Cultural China: medio siglo de amnesia oficial

internacionales

Revolución Cultural China: medio siglo de amnesia oficial

Publicidad

Si la revolución cultural china acapara este lunes la prensa internacional, dentro del país no ha habido conmemoraciones y nadie habla de este 50 aniversario. Los 10 años de revolución cultural de Mao Zedong, siguen siendo un episodio doloroso en la historia del país. De 1966 a 1976, el padre fundador de la patria quiso purificar el Partido Comunista eliminando a los elementos procapitalistas, desatando un caos de persecuciones políticas, purgas y terror colectivo como no se había visto desde la guerra.

La línea oficial del Partido sobre este asunto se decidió en la década de los 80, tras el proceso de la tristemente célebre “banda de los cuatro” en la que estaba la mujer de Mao: se cometieron errores y la revolución fue una tragedia pero ni la legitimidad de Mao ni la del partido estaban en entredicho. Y no hubo más debates.

Desde el principio de la revolución cultural, el llamado libro rojo con citas de Mao se convirtió en la biblia de los jóvenes y en un instrumento de propaganda que dio pie a todo tipo de abusos. Millones de jóvenes se lanzaron a una caza de brujas eliminando a todos los que consideraron indignos de la ideología, incluidos sus padres o profesores. El resultado fue la desaparición de dos generaciones de intelectuales y la persecución de 36 millones de personas, hasta la muerte en el caso de entre 750.000 et 4 millones.
Los jóvenes fanáticos que tenían entre 14 y 30 años se convirtieron en “Guardias Rojos” a sueldo del régimen. Zhao Shunli era uno de ellos. Tenía 13 años cuando empezó la revolución, nunca la ha puesto en tela de juicio y recuerda esa época con nostalgia.

Zhao Shunli, antiguo Guardia Rojo:
“Las reformas de los últimos treinta años no han servido para nada. No han reportado ningún beneficio a nuestro país, ni a nuestras vidas, no han conseguido desarrollar ni nuestra economía ni nuestra industria.”

Según Zhang LIfan, escritor e historiador, para los admiradores de Mao, la ideología de la revolución cultural, del proletariado, es la única posible por una razón precisa: “Los que sienten nostalgia de la Revolución Cultural son jubilados y exoficiales de Mao. En realidad son un poco simples. Hay un dicho chino que dice: “sigues confiando en quien ya te ha engañado”. Yo creo que eso sucede porque la actual sociedad es muy inestable. La desigual distribución de la riqueza hace a la gente infeliz, y por eso añoran a Mao.”

El único museo dedicado a esta década sangrienta y a sus derivas está en el sur del país. Es el único que se atreve a romper tabúes. Muchos jóvenes que lo visitan conocen mal ese periodo, pero creen que esa página negra esta definitivamente enterrada.

Por ahora, los líderes chinos hacen resistencia oficial a la memoria, aunque algunos fueron víctimas de la misma Revolución Cultural. Basta recordar que el presidente Xi Jinping estuvo reeducándose en los 70 y su padre fue brutalmente torturado en esa misma época.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

internacionales