Última hora

Leyendo ahora:

El trance hipnótico de la música Gnawa

le mag

El trance hipnótico de la música Gnawa

En asociación con

Cada año, la música Gnawa magnetiza al público del Festival de Esauira, en Marruecos.

Estas cofradías místicas practican el trance hipnótico a traves de sus cantos, danzas y rituales.

“Bienvenidos a Esauira, como cada año la tradicional cita de los músicos Gnawi reúne en Esauira a los mejores intérpretes listos para una larga sesión musical.”

Esta música, de origen subsahariano podría estar en el germen del blues, del jazz e incluso del rock and roll.

El festival promueve encuentros con músicos de todo el mundo. Y se crea así un diálogo entre diferentes estilos musicales y los “Maâhlemns” o maestros del Gnawa.

Como hicieron anteriormente Jimi Hendrix o Pat Metheny, el Trío del batería de jazz, Jeff Ballard se sumerge en los rítmos místicos de la música Gnawa.

El maestro Mohamed Kouyou les acompaña en esta fusión.

“La música Gnawa es gracias a Dios conocida hoy en día. No hay muchos secretos. Todo está claro, es como el jazz.”

“La primera vez que escuché música Gnawa yo tenía 15 años y creo que se me metió dentro, ¿sabes?, dice Jeff Ballard. Me resulta muy familiar y es algo natural para mí.”

Con Lionel Loueke y Miguel Zenón a la guitarra y el saxofón, el Trío californiano Jeff Ballard entra en el compás de la música Gnawa como pez en el agua.

Una tradición se transmite de generación en generación. Y Mohamed Kouyou, uno de los grandes intérpretes de este estilo, fue iniciado por su madre en la música Gnawa.

El grupo “Songhoy Blues” de Mali encarnó esta otra fusión con el maestro Abdeslam Alikane, que además es el director artístico del festival.

Desde Tombuctú en la República de Mali llegan los “Songhoy Blues”, grupo fundado en Bamako pero que vive en el exilio debido a la guerra civil y a la imposición de sharía o ley islámica.

“Música en exilio” es su primer disco y tiene influencias del hip hop y del R & B.

El maestro o Maâhlem Abdeslam Alikane reanuda así sus vínculos con la música de Mali.

“Mira, yo me siento… como decirte…Hacía mucho tiempo que no tocaba con músicos de Mali. Pero ahora, el país entero ha venido aquí.”

El festival además ha rendido homenaje a Doudou Ndiaye Rose. El maestro del Sabar, tambor tradicional de Senegal, falleció en agosto del año pasado en la edad de 85 años.

Neila Tazi Abdi es la directora del festival:

“A nosotros no nos interesa el “show business”, este es un festival en el que lo principal es la música. Es como un laboratorio de fusión artística y musical. Es un encuentro para músicos de horizontes diversos. Y hoy, con todos los músicos que han venido a Esauira a lo largo de casi 20 años, tenemos embajadores por todo el mundo que se van de aquí con recuerdos extraordinarios y que han vivido una experiencia intensa, por lo que al hablar de ello, su testimonio es la mejor manera de darle credibilidad artística a nuestro proyecto.”

En Esauira, la antigua Mogador, dentro de estas viejas murallas sigue renaciendo año tras año el espíritu de encuentro con la música Gnawa.

Esta música casi se había olvidado, pero gracias a este festival, la música Gnawa, como género, ha encontrado su sitio en la escena musical internacional.

Wolfgang Spindler, desde Esauira para euronews.

siguiente artículo