Última hora

Leyendo ahora:

Un adicto al arte generoso

le mag

Un adicto al arte generoso

En asociación con

Aunque a veces no sepa cómo se pronuncian los nombres, no hay duda de que Christoph Müller tiene buen olfato para el arte danés, sobre todo lo que respecta a la edad de oro de su pintura. En su apartamento de Berlín, este coleccionista y editor alemán de 77 años acumula 374 obras de ese período. Ha decidido donarlas todas al Pommersches Landesmuseum, el museo del Estado de Pomerania, en Greifswald, su ciudad natal, en la costa báltica germana.

- Periodista:
¿Las echará de menos?

- Christoph Müller:
Sí, claro.

“Por lo menos hay que pedirle a la reina de Dinamarca que venga a la inauguración, esto no ocurre todos los días en Europa”.

El museo contará con la mayor colección alemana de arte de la edad de oro danesa en una sección especial que estará lista en dos años.

“Hace mucho me preguntaron si ampliaría la colección, y con qué en caso de hacerlo”, cuenta Birte Frenssen, especialista del museo. “Respondí que sería con obra de principios del siglo XIX”.

Müller es un adicto al arte. Para él se trata, sobre todo, de compartir la alegría con los demás.

“El único comportamiento decente de la gente rica es comprar arte y dárselo a los museos”.

37 obras de su colección danesa se exhiben actualmente en la Alte Nationalgalerie, la Antigua Galería Nacional de Berlín. En 2013, Müller donó su colección de pintura holandesa al Museo estatal de Schwerin.

- C. Müller:
“¿Cómo se pronuncia Roed? ¿R-o-e-d. Rot? Roh? R-o-e-d.?

Periodista:
Roed.

- Müller.
¿Por qué no ponen una ele al final?

- Periodista:
“Porque es danés”.

- Müller:
Es danés. Lo aprenderé”.

Los museos alemanes suelen tener un departamento de arte holandés, pero no una colección danesa, comenta Christoph Müller, que ha comprado obras en estrecha colaboración con el museo de Greifswald.
Anton Thornfeldt es uno de sus pintores favoritos.

siguiente artículo