Última hora

La Policía belga utilizó cañones de agua para dispersar a un centenar de personas cuando estallaron enfrentamientos durante una protesta en Bruselas. Cerca de 60.000 personas salieron a las calles para denunciar los proyectos de reforma social, como que los patronos tengan la posibilidad de imponer semanas laborales de 45 horas bajo ciertas condiciones.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment