Última hora

Leyendo ahora:

¿Quién hará tándem con Clinton o con Trump para la vicepresidencia?

internacionales

¿Quién hará tándem con Clinton o con Trump para la vicepresidencia?

Publicidad

A falta de menos de dos meses para que el Partido Republicano y el Partido Demócrata celebren sus tradicionales convenciones para ratificar formalmente a sus candidatos, empiezan las especulaciones sobre quienes acompañarían a Donald Trump y a Hillary Clinton, respectivamente, para el cargo de vicepresidente.

Hasta la fecha, la campaña está muy focalizada entre los contínuos exhabruptos de Donald Trump y la pugna entre Hillary Clinton y Bernie Sanders. Sin embargo, las probabilidades de que el veterano senador demócrata pueda conseguir la nominación son prácticamente nulas. Algunos analistas señalan ya a Bernie Sanders como el hombre ideal para acompañar a Hillary Clinton en su viaje hacia la Casa Blanca como aspirante a la vicepresidencia.

Las posibilidades son múltiples pero conozcamos algunos de los nombres propios que figuran en muchas de las quinielas.

Partido Demócrata


Bernie Sanders

El senador por Vermont, que representa ideológicamente al sector más a la izquierda del Partido Demócrata, aparece como un candidato formidable a la vicepresidencia. Todos estos meses de lucha en las primarias contra Hillary Clinton han forjado una gran rivalidad pero también un gran respeto entre ambos aspirantes.

Sin embargo, muchos expertos creen que un tándem formado por Clinton y Sanders, parece a todas luces surrealista aunque reconocen que tendría mucho sentido desde un punto de vista estrictamente político. Sanders, a sus 74 años, dispondría de una oportunidad única para influir en la agenda política de Washington. La alternativa sería continuar ocupando su escaño en el Senado aunque experiencias previas como la del republicano John McCain, demuestran que muchas de las propuestas hechas durante la carrera presidencial, caen pronto en el olvido.

Elizabeth Warren

Si Sanders resultara no ser el compañero de viaje más adecuado para Hillary Clinton; la senadora por Massachusetts, la liberal Elizabeth Warren, podría ser una de las alternativas más sólidas.

Una de sus principales bazas es que como aspirante a la vicepresidencia sería bien vista por un amplio sector del electorado tradicional del Partido Demócrata, incluso por los votantes más a la izquierda, seguidores incondicionales de Bernie Sanders.

Además por primera vez no sólo habría una mujer como aspirante a la presidencia de Estados Unidos, sino dos. Hillary Clinton para la Casa Blanca y Elizabeth Warren para el Observatorio Naval, en cuyos terrenos se encuentra la tradicional residencia de los vicepresidentes estadounidenses.

Julián Castro

No podía faltar en las quinielas entre los vicepresidenciables por el Partido Demócrata un representante de la comunidad hispana como Julián Castro, actual secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de la administración Obama.

Si acompañara a Clinton, la figura del que fuera alcalde de San Antonio podría ser decisiva para ganar votos en Texas, un tradicional bastión conservador. Además sería de gran ayuda en estados como Florida, Nevada, Arizona o Colorado donde los hispanos representan hasta el 18% de la población.

A sus 41 años, puede recoger el espíritu de los demócratas más jóvenes que hasta la fecha han depositado todas sus esperanzas en Bernie Sanders, durante las primarias. Julián Castro lleva puesta la etiqueta de promesa estrella desde que en 2012 se convirtiera en el primer hispano en abrir una convención del Partido Demócrata.

Tim Kaine

Tim Kaine, exgobernador y actual senador por Virgina, otro de los estados con los que los demócratas cuentan para las elecciones de noviembre, figura también entre los favoritos para acompañar a Hillary Clinton. Entre sus puntos fuertes destaca su excelente reputación como senador.

A sus 58 años conoce muy bien todos los entresijos de la política de Washington y tiene mucha experiencia en la preparación de campañas y en el logro de importantes acuerdos en materias muy sensibles como la seguridad nacional o la política exterior. Además Kaine habla español, fruto de su estancia en Honduras, país en el que trabajó como misionero católico con la orden de los Jesuitas.

Partido Republicano

Newt Gingrich

¿Y para acompañar a Donald Trump? Todos los nombres propios de los que se habla en Washington son pesos pesados de la política estadounidense como, por ejemplo, Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes, un valor seguro entre el sector más conservador de los republicanos.

Gingrich consiguió hacerse con el control del Congreso estadounidense para los republicanos por primera vez en cuatro décadas, con una agenda legislativa revolucionaria recogida en su conocido Contrato con América (1994). Entre sus credenciales, haber sido el azote de los demócratas durante el primer mandato de la presidencia de Bill Clinton (1993-1997).

En 2012, Gingrich participó en las primarias republicanas pero perdió la nominación ante Mitt Romney. Sin embargo, Donald Trump, tiene su nombre en la cartera. La principal incógnita es saber si Newt Gingrich se conformaría ahora con ser el segundo de la fila.

Chris Christie

Otro peso pesado entre los republicanos es el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, uno de los conservadores que ha postulado a la nominación presidencial pero que ha quedado fuera de la carrera ante el ímpetu de Donald Trump.

Sin embargo, Chris Christie ha dado su apoyo explícito a Trump y ha obtenido su recompensa. Christie ha sido nombrado jefe de su equipo de transición, el grupo de trabajo encargado de diseñar una futura administración republicana, si llegado el caso, Donald Trump ganara las elecciones del 8 de noviembre. En definitiva, Christie puede ser un valor seguro pero también un lastre porque su popularidad en Nueva Jersey sigue a la baja desde hace meses.

Joni Ernst

La senadora por Iowa, la primera mujer veterana del Ejército en ocupar un escaño en la Cámara Alta estadounidense. Un valor en alza que cuenta con muchos apoyos entre los republicanos para formar tándem en la candidatura de Donald Trump. Uno de sus incondicionales es el excandidato a la Casa Blanca y senador por Arizona, John McCain, que concurrió con otra mujer, Sarah Palin, como candidata a la vicepresidencia en las elecciones de 2008 que perdió ante Barack Obama.

No obstante, Joni Ernst, puede tender puentes para mejorar la imagen de Trump entre las mujeres, a quienes el aspirante republicano ha lanzado todo tipo de insultos en multitud de ocasiones.

Además es muy popular en Iowa, un estado fundamental que votó por la candidatura demócrata de Barack Obama en las dos últimas elecciones presidenciales.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo