Última hora

Leyendo ahora:

R.Unido: la inmigración, un asunto que divide

internacionales

R.Unido: la inmigración, un asunto que divide

Publicidad

Pawel Blachut es polaco. Como miles de sus compatriotas, llegó al Reino Unido en busca de mejores salarios poco después de la adhesión de Polonia a la UE en 2004.
Montó su primera tienda en 2007, ahora dirige otras tres tiendas especializada en alimentos de Europa del Este en Oxfordshire, en el centro de Inglaterra. Y no se arrepiente.

Pawel Blachut, Propietario dela cadena Sabor polaco:
“No me obligaron a vivir en el Reino Unido, he elegido estar aquí. Me gusta estar aquí. Me gustaría ser parte de la comunidad británica y soy feliz viviendo aquí. Pago impuestos, muchos, pero así es la vida, soy educado en la calle, me relaciono con los británicos. Así que creo que mi contribución al Reino Unido es bastante positiva.”

Marta gestiona una de las tiendas de Pawel. También es polaca. Llegó al Reino Unido hace cuatro años, después de acabar sus estudios secundarios. No quiso ir a la universidad en Polonia por los bajos salarios que hay en su país. Aunque ella misma es inmigrante, cree que debería haber más cortapisas.

Marta Lewandowska, Gerente de Sabor Polaco en Oxford:
“En mi opinión, deberían controlar más las entradas, porque en realidad no sabes a quién estás dejando entrar. Nosotros trabajamos, pagamos impuestos, pero luego vienen madres solteras y se acogen a las ayudas que pagamos los demás.”

Los ciudadanos de la UE que llegan al Reino Unido tienen libertad de movimiento, uno de los principios fundadores de la Unión.

Damon Embling, euronews:
“Según cifras oficiales, la migración neta, que es el número de personas que llegan menos el número de personas que se van, llegó a 333.000 mil el año pasado, el segundo nivel más alto de la historia. Más de la mitad de las llegadas fueron de ciudadanos procedentes de la UE.”

Los partidarios del brexit creen que es demasiado y sostienen que el Reino Unido podría controlar mejor sus fronteras fuera del bloque comunitario. Pero para los partidarios de seguir en la Unión, el flujo de inmigrantes representa un impulso crucial para la economía.

Las crisis económicas en otros países de la UE han aumentado el número de llegadas al Reino Unido. Pero según los expertos, no está claro qué impacto tendría un eventual “brexit” en los futuros flujos migratorios.

Madeleine Sumption, Directora de Migración del Observatorio de la Universidad de Oxford:
“Es posible, por ejemplo, que si el Reino Unido se va de la UE, pero se une después a la Zona Económica Europea, haya relativamente pocos cambios en la política, y la inmigración continuaría de la misma manera. Por otro lado, es posible que se cree un nuevo sistema de inmigración que se aplique a los ciudadanos de la UE, lo que dificultaría mucho las entradas en el país. Especialmente para las personas que trabajan en puestos con salarios bajos porque tradicionalmente el sistema de inmigración del Reino Unido, como el de muchos otros países, se ha centrado en la selección de mano de obra cualificada.”

Con una población de aproximadamente 158.000 habitantes (en 2014), en la ciudad universitaria de Oxford cohabita una población marcada por la diversidad. La inmigración es un tema conflictivo.

Pawel y Marta no son ciudadanos británicos, por lo que no pueden votar en el referéndum. El resultado podría tener un gran impacto en sus vidas y en las de decenas de personas que como ellos, consideran el Reino Unido su hogar. Sin embargo no están preocupados: si gana el brexit, dicen, pedirán la nacionalidad británica.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo