Última hora

En el suroeste del país las fuertes lluvias han provocado la inundación de cientos de viviendas y unas 300 personas han tenido que ser reubicadas. En Resita ha llovido casi 24 horas seguidas. El río Barzava se ha desbordado y se ha lanzado una alerta roja.

Un niño murió en el distrito de Sălaj, en el noroeste del país, tras ser arrastrado junto su madre y su hermano por las fuertes riadas.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment