Última hora

Leyendo ahora:

Regreso a los Juegos Olímpicos: 1936-1952

Deportes

Regreso a los Juegos Olímpicos: 1936-1952

Publicidad

BERLIN 1936: Jesse Owens ensombrece la demostración de Hitler

Dos hombres marcaron estos Juegos que precedieron a la Segunda Guerra Mundial: Adolf Hitler y Jesee Owens. Hitler esperaba que las Olimpiadas confirmaran sus teorías sobre la supremacía de la raza Aria e incluso intentó prohibir la participación de atletas negros y judíos.

Cuando los países amenazaron con boicotear la cita Hitler dio marcha atrás. Owens era uno de esos atletas que estuvieron a punto de ser descalificados y quizás esto le dio un impulso suplementario para echar por tierra las teorías nazis. El caso es que ganó cuatro medallas de oro y se ganó los corazones de público y sus compañeros con su carisma. Estuvo a punto de ser descalificado en salto de longitud por pisar la marca, pero su rival y amigo personal, el alemán Luz Long le avisó para saltar antes de la marca.

Owens terminó batiendo a Long en la final. Alemania se convirtió en el primer país en conseguir más medallas que Estados Unidos. Un golpe de propaganda semejante reforzó la imagen de Hitler en Alemania, contribuyó a apuntalar su autoridad y probablemente creó un cierto estado de euforia que vino a sumarse a la locura colectiva que desembocó en la Segunda Guerra Mundial. En términos Olímpicos, la dramática guerra supuso un parón de 12 años en la celebración de los Juegos.

Jesse Owens (EN)

Propaganda

LONDRES 1948 La Ama de Casa Voladora enciende la llama de los Juegos de la Austeridad

Hay un cierto paralelismo entre la cita londinense de 2012 y la de 1948. Ambos Juegos Olímpicos se celebraron en un clima económico incierto. La Guerra había terminado cuatro años antes pero en Londres la gente seguía viviendo con cartillas de racionamiento. Los atletas británicos recibieron raciones más importantes para poder competir: de 2.600 a 5.400 calorías.

Los Juegos de 1948 han sido bautizados “Los Juegos de la Austeridad” pero a pesar de las restricciones Londres consiguió organizar los juegos eficientemente y las pruebas fueron emitidas para aquellos pocos afortunados que disponían de su propio televisor. La holandesa Fanny Blankers-Koen, madre de 30 se convirtió en la estrella de la cita. Bautizada “La Ama de Casa Voladora” ganó cuatro medallas de oro en las pruebas de velocidad.

Londres 1948 también inauguró una peculiar tradición Olímpica: la huida de los atletas, cuando uno de los representantes checos se negó a regresar a la Checoslovaquia controlada por la Unión Soviética. La Segunda Guerra Mundial había terminado, pero los Juegos Olímpicos se convertían en uno de los frentes de la Guerra Fría.

Fanny Blankers-Coen

Ceremonia de apertura de los Juegos de la 14ª Olimpiada

HELSINKI 1952: La URSS entra con fuerza en el medallero

En Helsinki se batieron más récords que en cualquier otra cita Olímpica hasta Pekin 2008. La comunidad olímpica dio la bienvenida a dos nuevos países: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas e Israel. Los soviéticos se convirtieron en una superpotencia olímpica.

La URSS terminó segunda en el medallero por detrás de Estados Unidos. El tercero en discordia fue Hungría.

Finalmente Emil Zatopek, checoslovaco, sorprendió ganando el oro en 5.000, 10.000 metros y en la maratón, una prueba en la que nunca había destacado. Incluso arañó seis minutos al récord mundial de la época. Ningún atleta ha conseguido repetir este ‘hat-trick’ de oros.

Ceremonia de apertura

Emil Zatopek

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo