Última hora

Leyendo ahora:

Origen y diferencias entre chiíes y suníes

internacionales

Origen y diferencias entre chiíes y suníes

Publicidad

Con los conflictos en el mundo árabe copando titulares prácticamente todos los días, los términos chiíes y suníes forman ya parte del vocabulario de los no musulmanes, pero las características que distinguen y enfrentan a las dos principales ramas del Islam, la segunda religión del mundo por número de fieles, son mucho más difusas. Profundizamos en esa brecha que representa hoy en día una de las mayores amenazas para la seguridad del planeta.

Orígenes y preceptos del chiísmo

La división entre suníes y chiíes se inició tras la muerte del profeta Mahoma, en el año 632 después de Cristo, cuando comenzó a cuestionarse la cuestión de su sucesor en el Gobierno del califato islámico. Para una parte de sus seguidores, el poder debía designarse por gracia divina y el parentesco familiar con Mahoma era determinante. Los “partidarios de Alí”, ‘Shi’atu Alí’ en árabe, creían que el mejor candidato para el califato era Alí, primo y yerno de Mahoma.Tras su muerte asesinado, a sus hijos, Hassan y Hussein, se les negó el derecho de sucederlo, acontecimientos que son el telón de fondo del concepto chií de martirio.

Los chiíes creen que los imames son los intermediarios entre el pueblo y Dios, y por tanto, infalibles. Sus clérigos practican una interpretación abierta y constante de los textos islámicos. La mayoría todavía espera la llegada del último imán, Ismael. Representan el 13% de los musulmanes, son mayoritarios en Irán, Azerbaiyán, Bahréin, Irak y Líbano. En los países gobernados por suníes, los chiíes se dicen víctimas de opresión y discriminación.

Orígenes y preceptos del sunismo

Otros en cambio se opusieron al privilegio exclusivo de los sucesores de sangre del Profeta y defendían una elección del líder del Califato por la mayoría de los miembros de la comunidad musulmana. Se decantaron por Abu-Bakr, suegro de Mahoma. A él le atribuyen la primera compilación del Corán, que hasta entonces se recitaba de forma oral. Los suníes veneran a todos los profetas mencionados en el Corán, pero particularmente a Mahoma, quien es considerado el profeta definitivo. Reconocen a Alí como el cuarto califa, tras los treinta años de reinado de Abu-Bakr, Umar y Otman, pero no le otorgan ninguna condición divina.

Se consideran ellos mismos como la rama más tradicional y ortodoxa del Islam. El nombre proviene de la Sunna, que significa “código de conducta”, y consiste en los preceptos que todo musulmán debe seguir en el día a día basados en la vida del profeta. Los suníes sostienen el concepto de adoración directa de Alá, sin intermediarios. El imam, desde su punto de vista, es una figura religiosa ordinaria.
En esta tendencia, los líderes religiosos han sido históricamente controlados por el Estado.
Propugna un sistema legal islámico claramente codificado, así como la pertenencia a una de sus cuatro escuelas legales.

Representan cerca del 83% de los musulmanes y son mayoritarios en Arabia Saudí, Afganistán, Pakistán, Jordania, Kuwait, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Túnez, Catar, Libia, Turquía, y Siria.

Según el Centro de Investigación Pew, en la mayoría de países en Oriente Medio, al menos el 40% de los suníes no consideran que los chiíes sean verdaderos musulmanes. Los chiíes consideran en cambio que el dogmatismo suní son un caldo de cultivo fértil para los extremismos.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

internacionales