Última hora

Las protestas persiguen a la antorcha olímpica durante su recorrido por Río de Janeiro y alrededores. A pesar de estar protegida fuertemente por la policía, varios grupos de distinta índoles han aprovechado su paso para hacerse escuchar. Muchas personas se han quejado del gasto que supone para las arcas públicas organizar los JJOO en plena recesión económica.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment