Última hora

Leyendo ahora:

Educar a los gemelos

learning world

Educar a los gemelos

En asociación con

Imagínese una clase en la que todos los alumnos sean gemelos. Parece imposible pero es lo que pasa en la ciudad bosnia de Buzim, la llamada ‘‘ciudad de los gemelos’‘.

“Es un desafío educar a gemelos. Tienes que ser madre, mejor amiga, psicóloga y también doctora. Mucho más que si no tienes gemelos pero es muy bonito”, decía Sefika Aldzic, madre de dos gemelas.

En esta escuela primaria de Buzim hay 20 parejas de gemelos y en toda la localidad más de 200. Los científicos no se explican cómo esta ciudad de 20.000 habitantes tiene un número tan alto de personas concebidas en un mismo parto.

“Tener una hermana gemela es increíble. Ella saca mejores notas que yo así que cuando no sé algo, me ayuda. Siempre hacemos los deberes juntas y también compartimos muchas cosas”, apuntaba Merjema.

Separarles o ponerlos en la misma clase es una decisión importantísima que no se debe tomar a la ligera.

“Les gusta estar juntos. A lo mejor no insisten mucho pero conocemos sus necesidades bastante bien y eso incluye que estén en la misma clase. Suelen compartir sus libros de clase y el material escolar y les gusta estudiar juntos”, decía la pedagoga Emina Alesevic.

Buzim acaba de descubrir el potencial que pueden tener los gemelos en el desarrollo de esta pequeña comunidad. Su alcalde quiere que Buzim se convierta en un centro internacional para los gemelos, con reuniones y conferencias de expertos.

“Es nuestra misión promover Buzim como la ciudad de los gemelos y queremos organizar reuniones tanto a nivel nacional como internacional. Esperamos que gracias a esto podamos atraer a mucha gente, incluso investigadores, y que pueda ser útil para todo el mundo”, comentaba el alcalde de la ciudad, Agan Bunic.

Si todos los gemelos de Buzim van juntos a clase, en el instituto la cosa cambia y son ellos los que deciden y a veces hacen alguna que otra travesura.

“Tenemos muchas anécdotas. Si se parecen mucho hay veces que se intercambian entre ellos y uno responde dos veces a la misma
pregunta porque el otro hermano no se sabe la respuesta”, concluía Alesevic.

A pesar de que Bosnia sigue teniendo problemas para que la gente joven tenga oportunidades, Buzim es de las pocas comunidades en las que la tasa de natalidad no deja de aumentar. ¿Será por los gemelos?

Mientras estos gemelos han estado juntos, hay muchos que dicen que es mejor separarlos y que no estén ni en la misma escuela. ¿Cuáles son sus argumentos? Vamos a verlo en el Reino Unido, dónde conoceremos a otra pareja de gemelos y la opinión de una experta sobre el tema.

Harvey Glover tienen 13 años y vuelven a casa después de unas buenas vacaciones.

En el Reino Unido y por todo el planeta, el número de gemelos no deja de crecer.

En los últimos 40 años, el número de partos múltiples se ha multiplicado por dos http://www.huffingtonpost.fr/2016/02/08/taux-naissance-jumeaux-pays-developpes_n_9185580.html en varios países desarrollados. La experta en educación y profesora Pat Preedy nos explica la razón.

“En primer lugar está el aumento de los tratamientos de fertilidad que ahora son mucho más accesibles. La segunda razón es que las madres son cada vez más mayores así que hay una tendencia a que se fecunde más de un óvulo. Muchos de estos partos son prematuros y ahora hay un cuidado del neonato mucho mejor que antes así que la tasa de supervivencia de estos bebés ha aumentado mucho”, decía la profesora Pat Preedy.

Cuando estos bebés tienen la edad para ir al colegio los padres se enfrentan a un gran dilema, que estudien juntos o separados.

La profesora Preedy cree que lo esencial antes de tomar la decisión es comprender varias cosas.

Por un lado, las necesidades individuales de cada niño y, por otro, la relación entre los gemelos.

En su investigación, Preedy ha identificado tres modelos de relaciones entre estos niños.

“Hay una que suele producir cuando son gemelos idénticos y que ocurre cuando son muy parecidos tanto física como psiquicamente. Lo opuesto es cuando son muy individualistas y no les gusta tener un hermano gemelo. Suelen pelearse mucho y luchan por desarrollarse como individuos. Hay otro grupo mayor que está en el medio y a los que no les importa mucho ser gemelos. Es algo natural para ellos pero también mantienen su individualidad”, añadía Preedy.

Según los padres de Emily y Harvey, los dos hermanos entran dentro de esta categoría y van a colegios diferentes.

“Desde el principio decidimos que lo mejor era mandarles a colegios separados, que tuvieran su propia vida y sus propios amigos. Que fueran independientes el uno del otro pero teniendo los estrechos lazos que les unen”, decía la madre de los dos gemelos.

Verlos haciendo los deberes juntos es raro. Harvey va a un colegio de Londres que está cerca de su casa. Emily también estudió allí, en una clase diferente, hasta hace dos años, cuando decidió ir a una escuela solo para niñas de las afueras de la capital británica.

“Obviamente estuvo en la misma escuela que yo durante ocho años y fue bastante raro cuando se fue. Cuando volvía a casa solo estábamos mi madre y yo y no Emily. Después me fui acostumbrando y ahora lo veo como algo normal”, comentaba Harvey.

La profesora Preedy insiste en que para el desarrollo de estos niños, los padres juegan un papel crucial. Si los gemelos deciden estudiar juntos, el colegio tiene que ser sensible a las necesidades especiales de estos niños, mientras tratan a cada uno de ellos de forma individual.

“Me gustaría que los colegios tuvieran un política que no fuera tal pero que tuviera en cuenta las necesidades de estos menores tanto como individuos como como hermanos. Que la escuela fuera flexible y que no diga: ‘los vamos a poner siempre juntos o a separar’ durante toda su educación”, concluía Preedy.

siguiente artículo