Última hora

Leyendo ahora:

Fidel Castro cumple 90 años

internacionales

Fidel Castro cumple 90 años

Publicidad

Fidel Castro cumple 90 años. Aunque hace diez le cedió la presidencia a su hermano Raúl, su presencia en Cuba sigue siendo constante.

Héroe para sus admiradores, dictador para sus detractores, Fidel Castro ha marcado la agenda de la actualidad internacional durante décadas. Al frente de una guerrilla de jóvenes barbudos, el abogado cubano sorprendió al mundo derrocando a la dictadura del general, Fulgencio Batista. De patio de recreo de los turistas estadounidenses, la isla pasó a ser una potencia del Tercer Mundo. Con su amigo, el argentino Ernesto Che Guevara, Castro fundó el primer Estado comunista del hemisferio occidental.

En 1961, Fidel se enfrentó a Estados Unidos y, contra todo pronóstico, liquidó el desembarco de un millar de exiliados cubanos en la isla, que la CIA había entrenado y pagado. A partir de Bahía Cochinos, Castro se conviertió en un mito. Abiertamente comunista y antiestadounidense, el régimen castristase acercó cada vez más a la Unión Soviética de Nikita Kruschév. En plena Guerra Fría, ambos países acordaron la instalación de misiles de medio alcance en la isla. Pero antes, Estados Unidos mostró al mundo las fotografías y retó a los soviéticos. El presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy impuso entonces un bloqueo marítimo para evitar cualquier entrega de armas en la isla. El planeta, con el corazón encogido, asistió al pulso de la amenaza nuclear entre las dos superpotencias…pero la sangre no llegó al río. Durante tres décadas, Cuba quedó firmemente anclada al bloque soviético y vivió una relativa prosperidad, gracias al trato comercial preferencial con los países de la esfera soviética.

La bonanza terminó cuando Gorbachóv llegó al poder en la Unión Soviética. La llama del comunismo comenzó a apagarse, y los privilegios entre Moscú y La Habana sucumbieron al avance de la economía de mercado. Aislado, Fidel resistió en solitario a la muerte del sistema.
El siglo XX tocaba a su fin. La isla naufragaba en una crisis económica profunda, el régimen no tenía soluciones válidas y el futuro no ofrecía respuestas.
En el verano de 1994, 30.000 balseros se lanzaron al mar para intentar alcanzar el sueño americano, en Florida.

Al final de la década, el Papa Juan Pablo II viajó a Cuba. El pontífice condenó el embargo impuesto 35 años antes por Estados Unidos, pero pidió a Fidel libertad para los presos políticos y para el pueblo. Castro tuvo la oportunidad de demostrar un cierto grado de tolerancia con el catolicismo.
En 2001, Fidel, reputadísimo orador, famoso por sus discursos cargados de emoción y de intención, sufrió un desvanecimiento ante las cámaras de televisión. Por primera vez en 42 años, interrumpió un discurso. Un síntoma de la debilidad de su salud.
Desde entonces, las apariciones públicas de Fidel Castro se han contado con los dedos de una mano.

Fidel Castro, expresidente de Cuba:
«Pronto deberé cumplir 90 años. Nunca se me había ocurrido tal idea, y nunca fue fruto del esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos.»

siguiente artículo

internacionales