Última hora

Un fuego declarado en el campo de refugiados de Yahayawa, cerca de la norteña Kirkuk, ha destruido más de 70 tiendas de campaña sin que se hayan registrado víctimas ni heridos, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

La portavoz del organismo en Bagdad, Caroline Gluck, ha pedido al ministro de Migraciones iraquí ayuda para albergar a las familias. También se ha dirigido a la Cruz Roja Internacional en busca de más medios.

Yahayawa acoge a unos 500 desplazados.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment