Última hora

Estados Unidos ha vivido un fin de semana de desfiles y conmemoraciones solemnes en memoria de los 2.977 hombres y mujeres que murieron en los atentados que conmocionaron al mundo el 11 de septiembre de 2001.

Entre otros actos emotivos, familiares de las víctimas leyeron sus nombres en voz alta. La lectura fue interrumpida en seis ocasiones por el tañido de una campana que marcó los momentos clave de la tragedia.

Publicidad
Publicidad

Más No Comment