Última hora

Última hora

"Los Insolentes de Teherán", una exposición de Jérémy Suyker

Leyendo ahora:

"Los Insolentes de Teherán", una exposición de Jérémy Suyker

Tamaño de texto Aa Aa

“Mi trabajo consiste en ofrecer una imagen diferente de un país, de una situación, de un problema.

“Mi trabajo consiste en ofrecer una imagen diferente de un país, de una situación, de un problema. En Teherán viven 14 millones de personas y, obviamente, pasan muchas cosas. Es la ciudad en la que todo es posible en Irán. Muchos iraníes suelen decir que en su país todo está prohibido pero todo es posible”, explica Jérémy Suyker, un joven fotógrafo francés.

Uno de sus últimos trabajos se encuentra expuesto en la ciudad francesa de Lyon. Se trata de fotos realizadas en Teherán, la capital de Irán.

“He querido poner en escena lo que en farsi se llama el ‘darouni’ y el ‘barouni’, lo interior y lo exterior, lo público y lo privado. Esto es algo que impresiona mucho cuando uno descubre Irán. Allí no hay una sola realidad. Existe siempre un contraste entre lo que se hace en la calle con todos los límites impuestos y todo lo que implica y lo que se hace cuando se está en casa, en familia”, dice.

Suyker pasó varios meses en Teherán buscando a aquellos que él llama los insolentes.

“Los insolentes son jóvenes que desafían lo prohibido. Intentan evitar la censura a su manera, situarse entre lo legal y lo ilegal. No quieren vivir en la clandestinidad pero sí mantener un espíritu abierto hacia su ciudad y el mundo”, explica.

“En una foto estamos en una cueva no lejos de Teherán, a dos horas de camino. Puede no parecerlo pero se trata de una representación teatral que ha recibido la autorización de las autoridades. Uno de debe pensar al ver esa foto que toda esa gente ha sido llevada por los actores hasta el fondo de la cueva. Son representaciones muy discretas, no se comunica mucho sobre ellas”, asegura.

Jérémy Suyker piensa volver muy pronto a Téhéran.

“Cuando estás allí te das cuenta de que la religión no está siempre presente, al menos, no en todas partes. Los iraníes tienen una cultura milenaria, no simplemente islámica. Uno puede enamorarse de Irán muy fácilmente, uno puede incluso enamorarse en Irán”, afirma.