Última hora

Última hora

Los golpes bajos del segundo combate entre Hillary Clinton y Donald Trump

Leyendo ahora:

Los golpes bajos del segundo combate entre Hillary Clinton y Donald Trump

Los golpes bajos del segundo combate entre Hillary Clinton y Donald Trump
Tamaño de texto Aa Aa

La tensión alcanzó límites insospechados en el segundo debate para las presidenciales estadounidenses. No hubo apretón de manos entre Hillary Clinton y Donald Trump, antes del combate dialéctico centrado en el último video en el que Trump se jacta de poder hacer cualquier cosa con las mujeres por el hecho de ser una estrella.

“Lo que todos vimos y oímos el viernes fue a Donald hablando de las mujeres, de lo que piensa sobre las mujeres, de lo que hace a las mujeres, y él ha dicho que ese video no le representa. Sin embargo, creo que resulta claro para cualquiera que lo haya escuchado que representa exactamente lo que es porque lo hemos estado viendo a lo largo de su campaña. Hemos visto cómo insulta a las mujeres. Hemos visto cómo puntúa a las mujeres por su aspecto físico, del 1 al 10. Así que sí, este es quien es realmente Donald Trump”, dijo la candidata demócrata a la presidencia estadounidense.

El contraataque de Trump, al mejor estilo del candidato republicano: “Fue una charla de vestuario, y no me siento orgulloso. Soy una persona que tiene un gran respeto por todo el mundo, por mi familia, por los ciudadanos de este país. Pero estas cosas ocurren. Si uno se fija en Bill Clinton todavía es mucho peor. Lo mío son palabras, lo suyo fueron hechos. Lo que él ha hecho a las mujeres no había ocurrido nunca antes en la historia de la política de este país, algo que haya sido tan denigrante para las mujeres”, comentó Trump.

“Les diré que cuando Hillary saca a relucir un tema como este, cuando comenta unas palabras que yo dije hace once años creo que es una vergüenza y pienso que debería avergonzarse de sí misma, si quiere saber la verdad”, añadió el candidato republicano.

El candidato republicano reconocía por vez primera que estuvo años sin pagar el impuesto federal sobre la renta, al tiempo que acusaba a su adversaria de ser “el diablo” y “una mentirosa”.

Hillary contestaba: “Es francamente muy bueno que alguien con el temperamento de Donald Trump no esté a cargo de la justicia en nuestro país”. “Porque usted estaría en la cárcel”, respondía Donald Trump.

Palabras, insultos y gestos que muestran a un Donald Trump desafiante frente a Hillary. Al final se dieron la mano aunque sólo a raíz de una pregunta del público.