Última hora

Última hora

Una capa para visualizar el problema de la calidad del aire

Leyendo ahora:

Una capa para visualizar el problema de la calidad del aire

Tamaño de texto Aa Aa

Una capa con sensores y luces que se encienden a media que respiramos aire contaminado.

Una capa con sensores y luces que se encienden a media que respiramos aire contaminado. Se llama “Human Sensor” y el objetivo de la artista que lo ha diseñado ha sido sensibilizar a la opinión pública sobre este problema.

Mitad arte, mitad ciencia, la capa podría enviar además toda la información recogida sobre la calidad del aire a un servidor externo.

Kasia Molga es la responsable de este proyecto.

“Era verano, había mucha niebla, oscura, estaba sentada en el balcón y sufrí un ataque de asma, el primero en diez años. Empecé a pensar entonces en cómo podría transmitir un mensaje sobre el problema de la contaminación y tuve la idea de utilizar estos sensores que detectan los cambios de la calidad del aire”, explica Molga.

Andrew Grieve trabaja en el King’s College de Londres.

Colabora con el Centro de seguimiento de la calidad del aire en la capital británica que recoge información de una red de estaciones instaladas en la ciudad.

Andrew colaboró en el diseño de la capa.

“Nuestro objetivo era hacer visible la contaminación del aire, hacerla visible en la calle por donde camina la gente, los lugares en los que la gente se encuentra expuesta a este problema. Es interesante ver cómo la calidad del aire puede cambiar de una calle a otra”, afirma.

Cuando vuelve al laboratorio, verifica los datos recogidos durante su paseo.

En un gráfico puede ver cómo la contaminación varía cada minuto. Las condiciones meteorológicas son un factor clave.

“Podemos ver, por ejemplo, que cuando estamos en una rotonda los niveles de contaminación son superiores a cuando nos encontramos en un puente. Hoy hacía mucho viento y a pesar de ello, registramos picos de contaminación cuando estábamos cerca de la rotonda cerca de los coches”, asegura Andrew.

Los expertos aseguran que indicar cuáles son los puntos de una ciudad en los que la contaminación es más grave ayudaría a sus habitantes a proteger mejor su salud.