Última hora

Última hora

Las monarquías más longevas del mundo

Tras la muerte del rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej, la reina Isabel II se ha convertido en la monarca que más tiempo lleva reinando tras 64 años en el trono.

Leyendo ahora:

Las monarquías más longevas del mundo

Tamaño de texto Aa Aa

Tras la muerte del rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej, la reina Isabel II se ha convertido en la monarca que más tiempo lleva reinando tras 64 años en el trono.

El rey Bhumibol, fallecido el jueves, estuvo al frente del país durante 70 años tras subir al trono a los 18 años.

Estos son los otros monarcas que más tiempo llevan reinando en el mundo.

La Reina Isabel II del Reino Unido – 64 años en el trono desde 1952

Tras el fallecimiento del rey Bhumibol, la actual monarca británica y reina de dieciséis de los Estados soberanos que forman parte de la Mancomunidad de Naciones puede atribuirse otro título, el de la monarca que más tiempo reinando.

Isabel II accedió al trono el 6 de febrero de 1952 tras la muerte de su padre el rey Jorge VI, la coronación tuvo lugar un año después, el 2 de junio de 1953. Solo otros cinco monarcas han reinado en el Reino Unido durante más de 50 años: Victoria (63 años), Jorge III (59 años), Enrique III (56 años), Eduardo III (50 años) y Jacobo VI de Escocia (Jacobo I de Inglaterra) (58 años). Isabel II superó los 63 años, siete meses y dos días de reinado de la reina Victoria el 9 de septiembre de 2015. Su hijo, el príncipe Carlos es el heredero al trono con la mayor espera en la historia del Reino Unido.

El sultán de Brunéi, Hassanal Bolkiah – 49 años, desde 1967

El sultán Muda Hassanal Bolkiah es uno de los hombres más ricos del planeta y a la cabeza de una de las pocas monarquías absolutas del mundo. Bolkiah ascendió al trono el 4 de octubre de 1967 tras la abdicación de su padre, Sir Haji Omar Ali Saifuddin. Lleva 49 años en el trono. Es el número 29 en su línea sucesoria desde el siglo XIV, época en la que Brunéi se convirtió en sultanato bajo el gobierno de un sultán recién convertido al islam, Muhammad Shah.

Bolkiah ocupa diferentes funciones en el pequeño sultanato, entre ellas, la de primer ministro, ministro de Defensa, ministro de Finanzas y cabeza de la religión islámica en Brunéi. Los cerca de 409 000 habitantes de Brunéi, país situado en el sudeste asiático al norte de la isla de Borneo, disponen de sanidad y educación gratuitas, además, están exentos de pagar impuestos.

El sultán de Omán, Qabus bin Said al Said – 46 años, desde 1970

Qabus posse el título de sultán de Omán desde que derrocó en 1970 a su padre, el sultán Said bin Taimur. Lleva 46 años en el poder puesto que también ostenta los títulos de primer ministro, ministro de Asuntos Exteriores, ministro de Defensa y ministro de Finanzas. Aunque el país cuenta con una parlamento, la mayor parte de las decisiones las toma el sultán en acuerdo general con representantes federales, provinciales, locales y tribales.

Los problemas de salud del sultán desde 2014 cuando fue hospitalizado suscitan numerosas especulaciones sobre la sucesión debido a la falta de heredero natural. Qabus está divorciado de su esposa y prima, con la que no tuvo hijos.

La reina Margarita de Dinamarca – 44 años, desde 1972

Llamada afectuosamente Daisy, la reina Margarita II de Dinamarca es la primera soberana y la segunda monarca que más tiempo ha reinado en el país desde el rey Cristian IV (12 de abril de 1577 hasta el 28 de febrero de 1648). Margarita pudo ascender al trono después de que su padre, el rey Federico IX, convocara un referéndum para cambiar la ley sucesoria que vetaba el título a las mujeres.

La reina Margarita II lleva en el trono desde el 14 de enero de 1972 y no tiene intención de abdicar a favor de su hijo, el príncipe Federico, hasta su muerte, según dijo ella misma.

El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia – 43, desde 1973

Carlos XVI Gustavo de Suecia es el primo carnal de Margarita II de Dinamarca. Fue el primer monarca sueco en abandonar los títulos de rey de Suecia, de los Godos, los Guatas y los Vendos para convertirse, simplemente, en rey de Suecia el 15 de octubre de 1973 tras la muerte de su abuelo, el rey Gustavo VI Adolfo cuyo heredero natural, el príncipe Gustavo Adolfo de Suecia (padre de Carlos XVI) murió en 1947 en un accidente.

El soberano sueco es el que menos poder y responsabilidades tiene de toda la realeza de Europa, siendo su papel prácticamente protocolario y simbólico.